Columnas Mudanzas

Y sin embargo

Por Nicolás Pineda

Al observar los cambios en la vida personal y del País me vienen a la mente aquellas coplas de Jorge Manrique que dicen: “Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar, que es el morir”. Reflexiono qué tanto controlamos del curso de nuestras vidas y qué tanto es planeado y decidido. Estamos en una lucha constante por trascender y darle sentido a nuestra existencia, pero al mismo tiempo tengo la sensación de que somos como piedras rodantes (rolling stones) de los ríos de nuestras vidas; que no definimos ni el curso general ni el destino final, sólo tomamos decisiones menores. ¿Somos realmente producto de nuestras decisiones o somos más bien resultado de las circunstancias y situaciones que nos toca vivir? El País está cambiando, pero también cambia cada uno de nosotros. La mudanza de México En mi ya no tan corta existencia, veo que México ha cambiado y mucho; actualmente está cambiando a una velocidad vertiginosa. Lo que antes parecía casi fijo y constante, como el PRI y la corrupción en el poder es ahora objeto de grandes presiones y transformaciones. Coincido con Karl Popper en que la percepción de problemas es lo que hace actuar y cambiar. Agarramos un asunto de encargo y estamos a dale y dale hasta que logramos modificarlo, generalmente de manera positiva, pero otras veces no tanto y cometemos errores. La política, la economía, la sociedad, todo está en una transformación constante producto de la acción colectiva de muchos actores; unos operando de manera consciente, pero otros más por intereses o conductas instintivas. No se puede cambiar todo de un jalón, pero todo va cambiando poco a poco, para eliminar los problemas percibidos o para adaptarse a las nuevas condiciones. Por otro lado, tienen razón los dialécticos hegelianos y marxistas que lo que hace avanzar a la sociedad es la lucha de los contrarios. Las ideas (o tesis) vigentes son analizadas y cuestionadas con ideas contrarias y de esta lucha surgen nuevas ideas (síntesis) ajustadas y mejoradas. El PAN venció al PRI y gobernó doce años y surgió el Prian. Morena venció al Prian, y esperamos que se reduzca la corrupción y la inseguridad. Ahora estamos apenas comenzando a percibir los problemas y deficiencias de Morena cuyo periodo apenas va comenzando. Seguramente desarrollará su agenda y surgirán fallas serán acicate de nuevas ideas y propuestas ajustadas. Estamos viviendo tiempos muy interesantes. Mudanza personal En lo personal también estoy pasando por cambios. Mis hijas volaron y en casa tenemos el nido vacío. Las enfermedades de la edad madura comienzan a anunciarse, pero no les quiero hacer caso. Estoy llegando a la edad de jubilación pero me siento fuerte para seguir trabajando y escribiendo. Sigo sintiendo que el trabajo intelectual y el análisis de las ideas por medio de escritos es lo que le da sentido a mi vida. Pienso, escribo, luego existo. Por ello, he decidido mudarme temporalmente de ciudad. Los viajes y las mudanzas siempre han sido parte de mi vida. En familia dicen que lo heredé de mi padre que rodó por medio mundo antes de asentarse en el valle del Yaqui en donde murió. Antes ya he vivido en distintos lugares. Ahora tengo la oportunidad de hacer un año sabático en la Universidad de Arizona y la voy a aprovechar. Me mudo de Hermosillo a Tucson por un año. Sin embargo, no dejo de escribir en este medio. Agradezco a EL IMPARCIAL, la oportunidad que me da de seguir colaborando. Espero continuar como analista de la política mexicana, pero irremediablemente también abordaré temas del entorno en que viva. De modo que, si no surge alguna complicación, espero que nos sigamos comunicando por este medio. Espero estar de vuelta en Hermosillo en un año. Seguimos en contacto.

Comentarios