No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Hay que corregir

Pros y Contras

Por Sergio Valle

No es la primera y lamento reconocer que tampoco será la última vez en que los sonorenses seremos testigos de un penoso capítulo como el que protagonizaron diputados locales de Morena en el Congreso del Estado durante la mañana del jueves. La toma de tribuna es un recurso que suelen utilizar los diputados para imponer temas, agenda legislativa o para protestar por algo, como fue este caso en que los legisladores se enojaron por lo que consideraron un madruguete en la designación de la mesa directiva para la Diputación Permanente. Fue Luis Mario Rivera Aguilar, diputado del PVEM quien encabezará la mesa directiva durante los próximos cuatro meses, a partir de mayo. Morena insiste en que el procedimiento debe reponerse porque fue ilegal, cosa que niega el resto de la bancada, incluida la aún diputada presidente, María Dolores del Río. Pero mire, el problema no es la toma de tribuna, ya le dije que es un recurso que suelen utilizar todos, no es privativo de un partido político. En todo caso, en mi opinión lo lamentable es que en esa acción se evidenció el nivel político de algunos legisladores, la poca preparación que tienen y su muy visible ignorancia sobre los procedimientos internos en el Poder Legislativo. De capacidades políticas mejor ni hablemos. Igual creo que eso tiene remedio, sobre todo si asumimos que los legisladores de Morena, aun en su desconocimiento de los procedimientos, tienen el legítimo deseo de darle un buen resultado a sus representados. Yo pienso que muchos de ellos realmente quieren hacer bien las cosas, pero acciones como la del jueves no ayudan, sobre todo el trato denigrante que le dieron a la diputada María Dolores del Río, porque así no se trata a una compañera y aliada política, como lo ha sido ella en varios temas. No veo a la legisladora de Movimiento Ciudadano en alianza con ellos después de esto. No después de que le dijeron que le permitieron ser presidente por caridad y por humanidad. No después de que le arrebatan el micrófono. Yo no sé si esto vaya a afectar los niveles de popularidad de Morena y sus diputados locales. Es más, estoy casi seguro de que no. Pero no se trata de eso, sino de que todos los legisladores están obligados a tener un conocimiento mínimo de los procedimientos internos del Poder Legislativo, así como límites en su enfrentamiento y debate con los demás. El respeto a la dignidad de las personas es un límite, por ejemplo. Insisto, hay que verlo del tamaño que es, tampoco sobredimensionarlo. Que se corrijan esas actitudes, que se modifiquen las estrategias, que se afinen sus capacidades políticas y de negociación y se eliminen las actitudes radicales, porque de lo que se trata es de dar un resultado. Digo yo. EL TUIT DE NATALIA Ayer Natalia rivera soltó un tuit en su calidad de militante del PRI y a título personal. “Quienes representan al PRI a nivel nacional, se representan a ellos, no a la militancia. #NiaMi”, dice la publicación que subió a su cuenta de Twitter a las 7:15 de la mañana del viernes 26 de abril, que al momento de redactar esta colaboración tenía 47 rt’s, 98 likes y ocho respuestas. Después le dijo ella a mis compañeros reporteros que fue una publicación a título personal. Caray, francamente resulta difícil pesar que una mujer brillante, aguerrida y con una gran capacidad política haya soltado algo así nomás. Es la jefa de la Oficina del Ejecutivo Estatal. Es la jefa de oficina de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano. Es así como muy fácil pensar que ese tuit es un mensaje cifrado del grupo en el poder actualmente en Palacio de Gobierno. De lo contrario, es un acto de rebeldía de Natalia que puede tener consecuencias. ¿Qué será oigan?

Comentarios