Columnas ¿Fiscal provisional?

Espacio Público

Por Juan Carlos Zúñiga

Si para el 4 de noviembre el Congreso del Estado y el Comité Ciudadano de Seguridad Pública no se ponen de acuerdo con la validación de por lo menos cinco nombres para el cargo de fiscal general de justicia, la Gobernadora está facultada para designarlo provisionalmente. Y es que el artículo 98 de la Constitución local estipula que si en un plazo de 30 días naturales, a partir de la ausencia definitiva del fiscal, el Ejecutivo no recibe la lista de aspirantes definida por el Congreso y validada por el Comité Ciudadano, podrá hacer el nombramiento libremente para ejercer funciones en tanto se realice la designación definitiva y el fiscal general provisional podrá formar parte de la terna. Por supuesto que este escenario no es el ideal debido a que es delicado que una institución de la magnitud de la Fiscalía General tenga un titular provisional en el contexto de inseguridad por el que pasa Sonora y, además, por la posición que tiene la entidad en Estado de Derecho. De acuerdo con el Índice de Estado de Derecho en México 2018, realizado por el World Justice Project (WJP) México, en un ranking de cero a uno, donde cero es ausencia de Estado de Derecho y uno una presencia óptima, ninguna entidad alcanza una calificación superior a 0.45 puntos. Los estados peor evaluados son Guerrero, Baja California Sur, el Estado de México, Sonora, Puebla y Quintana Roo, con puntajes de 0.29 y 0.35 los dos primeros, respectivamente; y de 0.36 el resto. Este domingo, el Congreso del Estado deberá publicar la lista de personas que expresaron su intención de buscar la titularidad de la Fiscalía General y el próximo jueves 25 de octubre las dos terceras partes del pleno, es decir, 22 de 33 diputados, deberán votar una lista de por lo menos cinco candidatos que se someterá a la validación del Comité Ciudadano de Seguridad Pública. La lista de por lo menos cinco aspirantes será definida por la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, compuesta por los diputados Jesús Alonso Montes Piña (PES), Norberto Ortega Torres (PT), Héctor Raúl Castelo Montaño (Morena), Gricelda Lorena Soto Almada (Morena), Jesús Eduardo Urbina Lucero (PAN), María Dolores del Río Sánchez (MC) y Jorge Villaescusa Aguayo (PRI). En tanto, el Comité Ciudadano de Seguridad Pública, al que le toca validar los nombres, está formado por Óscar López Vucovich, Servando Carbajal Ruiz, Jorge Cons Figueroa (presidente del órgano), José Germán Coppel Luken, Juan Carlos Solís López, Jesús Gámez García, José Antonio Díaz Quintanar, Cecilia Bours Martínez y Francisco Díaz Brown. Marco Paz Pellat, vocero de este comité, informó que se auxiliarán de la Barra Sonorense de Abogados, del Colegio de Abogados y de la Federación de Abogados para la validación de los nombres. Lo no deseable, insisto, es que se nombre un fiscal provisional porque el Congreso y el Comité no se pongan de acuerdo. Y es que si la lista de por lo menos cinco candidatos no es del agrado del Comité, esta podrá ser devuelta a los diputados y todo el proceso comienza de nuevo, de ahí que es imprescindible que ambos órganos trabajen de la mano. IMCA En donde el proceso tiene un ingrediente de mayor misterio es el de nuevo titular del Instituto Municipal de Cultura y Arte (IMCA). Recordemos que la alcaldesa Célida López Cárdenas publicó una convocatoria para que los interesados en el cargo se inscribieran y que la Comisión de Educación y Cultura del Cabildo, con el apoyo de un grupo de artistas, definiera una terna que será validada por la Presidenta Municipal y votada por el pleno de los regidores. La terna está definida desde el lunes pasado, pero no se han dado a conocer los nombres de quié-nes la componen. Se supone que esta semana pasará al Cabildo. Solicitaron su inscripción 34 personas, de las cuales 26 cumplieron con los requisitos. Se menciona con mucha insistencia el nombre de María Dolores Rodríguez Tepezano como finalista en este proceso y quien ha sido impulsada por Morena. De ser ella la designada, se avecina una tormenta en el gremio cultural que será únicamente disipada si se transparentan las matrices que usaron los regidores de la Comisión y el grupo de artistas para calificar a los competidores. Ya veremos.

Comentarios