Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Nogales / Basura

Suciedad en las calles y basureros clandestinos, preocupa a nogalenses

Consideran ciudadanos que, con excepción de algunas céntricas vialidades, el resto tiene una notoria problemática, agravada por fallas en la recolección

NOGALES, Sonora.- Con excepción de algunas vialidades del primer cuadro de la ciudad y confluencias de mayor tránsito, las cuales se ven más limpias, la excesiva presencia de basura, dispersa en las calles, es una problemática muy notoria en Nogales, sin dejar de lado la gran cantidad de basureros clandestinos que existen en las colonias periféricas.

El problema de la basura y su deficiente esquema de recolección es muy preocupante, mismo que se multiplica, en gran parte, por la indiferencia y falta de cultura ciudadana en el tema, entre otras situaciones, lo cual se ve reflejado en la vía pública, afirmaron al menos un 70% de nogalenses entrevistados y ambientalistas.

Al realizarse un sondeo -tanto en la calle como por vía telefónica-, en al menos una veintena de habitantes, de diferentes sectores de la ciudad, incluida la populosa colonia La Mesa, que está fuera de la mancha urbana, estos manifestaron estar descontentos.

SERIA PROBLEMÁTICA

Sandra Hernández Barajas dijo que, respetando los marcos legales o jurídicos, tanto de obligación de las autoridades como responsabilidad ciudadana, existe una seria problemática en el tema del uso y manejo de la basura, así como de residuos sólidos en la ciudad, en un contexto general.

La representante del Frente Ciudadano Para la Justicia Ambiental (Fcpja) resaltó que la eficiencia en la recolección de basura en las colonias no llega ni al 70%, según los datos recabados entre los nogalenses.

“Si a esa deficiencia se le aúna el tema cultural en el sentido que la gente arroja la basura en los cerros, arroyos, cañadas y a los lados de los contenedores cuando estos están colmados, sin importarles los reglamentos, sin duda que se magnifica esta problemática, la cual deriva en otras consecuencias mayores.

Tenemos muchísimos basureros clandestinos y la orografía de nuestra ciudad es otro factor que no se ha atendido correctamente a fin de contar con una mejor recolección, a pesar de tener un relleno sanitario y centros de transferencia. En general no se ha mitigado bien el problema”, comentó.

La presencia de mayores volúmenes de basura o residuos en la vía pública perjudica también la calidad del aire, por todas las partículas que pululan y que se van a la atmósfera, máxime cuando se presentan fuertes vientos; esto sin tomar en cuenta la contaminación visual o estética, ahondó.

“Aparte”, acentuó, “esa imagen deplorable en la ciudad habla de cómo son sus gobiernos y de cómo son sus ciudadanos. Estamos creando una mala imagen al exterior con una poca cultura de limpieza, higiene y de cuidado ambiental”.

Además, resaltó Hernández Barajas, la contaminación del suelo en los basureros clandestinos, por filtración de partículas o elementos tóxicos a los mantos acuíferos, junto a la quema de desechos pueden causar situaciones, hasta patológicas, que no están dentro de las estadísticas de salud y que sin embargo existen de forma latente.

NECESARIO CONCIENTIZAR

José Antonio Mendoza Encinas, comandante de la Policía Ambiental, reconoció que hay excesiva presencia de basura en la ciudad, más en unos sectores que otros, y consideró que se necesita más aportación ciudadana en cuanto a la necesidad de asumir su responsabilidad en la conservación del medio ambiente y, por ende, de su propia salud.

Justificó que a pesar de que Servicios Públicos cuenta con inspectores dedicados a la supervisión de contenedores, ya sea industriales, de cocina, restaurantes, taquerías, talleres, entre otros, la problemática continúa porque falta conciencia ciudadana.

La gente va y tira la basura en otros contenedores que no les corresponden o simplemente se van a las periferias solitarias, afuera del casco urbano, incluso dentro de, y crea basureros clandestinos con sus consabidas consecuencias.

“Tal es el caso de la colonia Reforma, por el lado del panteón Del Rosario donde están ubicados dos contenedores grandes y allí muchos restauranteros o que tienen cocinas rápidas en el sector del Centro de la ciudad, van y tiran los desperdicios”, dijo, “y es tan sólo un ejemplo”.

Especificó que, en esos contenedores y otros más ubicados por distintos rumbos de la ciudad, aparte de la basura “normal”, esas personas tiran sobrantes de alimentos, grasas, mayormente por las noches, y entonces los pobladores se quedan sin espacio.

Sobre los lugares donde se ha detectado mayor incidencia de basureros clandestinos, contestó que, en el área de El Bellotoso, al final de la Buenos Aires, rancho Los Conejos y todo lo que es el arroyo Mariposa, además de las antenas, para el rumbo de la Colosio, entre otras.

La Policía Ambiental de Nogales sorprende a un infractor tirando basura clandestinamente. FOTO MARCO MANRÍQUEZ

APLICAN MULTAS

Mendoza Encinas apuntó que constantemente se aplican multas a las personas infractoras que son sorprendidas tanto por la Policía Ambiental y el departamento de Ecología, cuando los que tiran basura no viven en el sector, pero ni así la gente adquiere conciencia de esta problemática y el daño que causa al medio ambiente y la salud.

No lo piensan y se les hace fácil. Es imposible para nosotros estar las 24 horas del día cuidando todos los contenedores y basureros clandestinos donde la gente tira la basura”, mencionó.

Calculó que en base a los patrullajes y las preguntas que hace a los infractores; un 60% de los residentes de Nogales sí tienen conciencia del problema de la basura, pero no encuentran opciones de descarga adecuada.

Se solicitó entrevista con los titulares de las dependencias municipales de Servicios Públicos y Ecología, respectivamente, pero declinaron brindar información estadística y otra de importancia que la población desea conocer, sobre esta problemática.

¿DE CUÁNTO ES LA MULTA?

  • La multa por tirar basura en vía pública, por primera vez, es de aproximadamente 2 mil 200 pesos y si hay reincidencia de la misma persona se incrementa a 4 mil 250 pesos y ya por una tercera ocasión aumenta a 8 mil pesos, incluso se puede anexar otro tipo de sanción administrativa.

En esta nota