Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Nogales / Nogales

Nogales: Policía se convierte en “ángel de la guardia” al rescatar a mujer que dio a luz en automóvil

La acción tuvo un final feliz al nacer una niña en excelente estado de salud y con dos dientitos después de ser trasladada por el agente, desde un despoblado lugar en el Periférico Oriente.

El policía municipal de Nogales José Javier Ramos Méndez ayudó a preservar la salud de una mujer y su bebé durante labor de parto

NOGALES, Sonora.- Un agente de la Policía Municipal de Nogales se convirtió en un héroe, para Carolina Fernanda y su familia, al preservar la vida de ella y la niña que acababa de dar a luz dentro de un automóvil, el pasado martes después de mediodía, al prestarles oportuno auxilio cuando estaban en un lugar despoblado, a un costado del Periférico Oriente.

El incidente tuvo feliz término gracias a que José Javier Ramos Méndez, agente de la citada corporación, asignado al poblado Mascareñas, pasaba fortuitamente por la intersección del puente (y griega) que conduce a dicha comunidad y al Periférico Oriente, cuando acudía a sus labores diarias.

Al ser entrevistado, el policía expuso que iba por el periférico en su carro particular, saliendo de Nogales, para agarrar hacia Mascareñas cuando miró mal estacionado un vehículo en el acotamiento del carril y como estaba atravesado, en situación peligrosa, pensó que había sufrido algún accidente.

Fue entonces que se regresó para ver si había alguna emergencia y al llegar observó que una muchacha, que estaba en el carro, le dijo que su tía estaba pariendo y que su teléfono no agarraba la señal del celular.

SIN SEÑAL TELEFÓNICA

Yo sí traía señal, llamé a la radio operadora para que enviaran una ambulancia y mientras me puse ayudarle, arropando con una cobija, a la mujer y su bebita que acababa de nacer en el asiento trasero.

“Pero como todavía estaban unidas por el cordón umbilical teníamos que ser muy cuidadosos para que no fueran agarrar alguna infección, aparte que estaba haciendo un ‘friazo’ ese día y estaba empezando a llover, y los carros pasaban rápido por el periférico por lo que no sabían lo que estaba sucediendo, y no se paraban”, comentó.

En ese ínter, continuó, confió la muchacha que su tía Carolina dio a luz, ella sola, en el asiento del automóvil y por eso se había parado apresuradamente en la carretera, porque estaba asustada y no sabía qué hacer.

Le contó que el celular no le funcionaba y que la gasolina no le iba a alcanzar para llegar hasta el Seguro Social porque salieron de improviso y tomaron por el periférico, desde la colonia El Embarcadero para llegar más rápido al nuevo IMSS Bienestar, que está a la entrada de Nogales.

La acción tuvo un final feliz al nacer una niña en excelente estado de salud.

CUIDANDO CORDÓN UMBILICAL

Entonces le dijo a la muchacha que estaba más cerca el Isssteson y que se iban a ir muy despacio mientras arribaba una ambulancia, por lo que se fue adelante con las intermitentes puestas, pero al fin pudieron llegar hasta la clínica.

“Al llegar pedí ayuda y me ofrecieron una silla de ruedas y, con apoyo de una enfermera, la muchacha y otro señor que se acercó logramos sacarla muy despacio del carro junto a la bebé, a la cual arropamos con una cobijita limpia.

“Sentamos a la mujer mientras que la enfermera cargaba en el aire, muy cerquita, a la niña recién nacida para no estirar el cordón; y la muchacha, el señor y yo empujamos la silla de ruedas para subirla luego a una camilla donde un doctor finalizó el parto”, relató, “más tarde llegó la ambulancia y la trasladaron al IMSS, por los servicios médicos posteriores”.

Quien apenas va a cumplir dos años dentro de la Policía Municipal, comentó que se siente satisfecho por haber cumplido con su deber y colaborar en este nacimiento.

Gracias a Dios, todo salió bien a pesar de las circunstancias, ya que la mamá y la niña que nació bien ‘chapeteadita’ y con dos dientitos, a la cual llamarán Romina, se encuentran en excelente estado de salud y sus familiares me agradecieron con mucha emoción. Se siente bonito servir”, agregó Ramos Méndez quien después llevó algunos artículos para la bebé, a la feliz a mamá, en la cama del IMSS donde convalecía.

En esta nota