Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Hermosillo /

Desde hace tres siglos hermosillenses no le fallan a la Virgen de la Candelaria

Tienen una gran fe en la Madre de Jesús como intercesora para cumplir milagros

Berenice González y la pequeña Daena Rodríguez, llevaron al Niño Jesús a la Parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria, en Villa de Seris

HERMOSILLO, Sonora.- Aunque han pasado más de 300 años de la fundación de Hermosillo, los devotos de Nuestra Señora de la Candelaria no han dejado de visitar el Santuario situado en Villa de Seris, ni de presentar al Niño Jesús ante el altar, fe que se reforzó tras la pandemia.

El párroco Sixto Toruga Bojórquez, resaltó que a pesar de las adversidades de la vida, los creyentes no han dejado de visitar el templo y el número de feligreses que presentan al Niño Jesús ante la Iglesia, aumentó.

Desde la pandemia empezó a aumentar mucho la visita de los Niños al Santuario. Ya antes había, pero no tanto como ahora, hay muchísima gente”, comentó.

“La fiesta de la Candelaria es la fiesta de la luz. Candelaria viene de luz, ‘calendas’, y es la fiesta de las calendas. Es antiquísima, aquí tiene más de 300 años celebrándose.

“La Virgen de la Candelaria ha estado en algunas partes, estuvo en La Sauceda, donde se llevó el río la imagen”, detalló, “luego la hicieron enfrente de la Universidad Kino, también desapareció y después la hicieron aquí, tiene como 300 años de estarse celebrando”.

En 2015, el templo pasó de ser parroquia a santuario, pues es tan grande la devoción del pueblo, que la iglesia de Villa de Seris se convirtió en un santuario, a donde van a diario cientos de personas a visitar a la madre de Jesús.

Es una devoción muy querida por el pueblo y viene gente de todos lados, de Estados Unidos, de Ensenada, de La Paz, de Obregón, Mexicali”, agregó.

Virgen de la Candelaria, en la Iglesia de Villa de Seris.

Te puede interesar: Ponen bonita a la Virgen de la Candelaria para su fiesta en Villa de Seris


VIRGEN Y EL NIÑO JESÚS

El padre Sixto Toruga resaltó que la devoción de muchos católicos por la Virgen de la Candelaria es por los milagros que se le atribuyen.

La Virgen es milagrosa en cuanto aboga, pide, para que se haga lo que están pidiendo, ella es la intercesora y sí ayuda, ayuda mucho”, indicó.

Aclaró que los milagros sólo los hace Dios y los santos (incluyendo a la Virgen) interceden ante él para que se cumplan.

El 2 de febrero, no sólo representa las fiestas patronales de las regiones donde el pueblo siente enorme devoción por la Virgen de la Candelaria, agregó, sino que es el día cuando Jesús fue presentado como la “Luz del Mundo”.

Explicó que a través del Espíritu Santo, Dios prometió a Simeón y Ana, una pareja de ancianos, que antes de morir tendrían la dicha de conocer al Niño Jesús en persona y cuando ocurrió el 2 de febrero, emocionados presentaron al Mesías ante la sociedad de aquel entonces.

“De ahí es la presentación del Niño ante la Iglesia, que es muy antigua”, añadió.

Hace unos cuatro años, aquí venían unas ocho o nueve personas con el Niño, (pero) ahora está lleno de Niños”, indicó, “yo creo que por la crisis que estamos viviendo, yo creo que están acudiendo al Niño para buscar la paz”.