Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna Sonora

Escuchar en silencio

Ante la militarización de seguridad y desarticulación de las Comisiones de Derechos Humanos, la promesa de dejar de ser una “dolorosa y vergonzosa referencia internacional” quedará en la larga lista de incumplimientos.

COLUMNA:

AUTOR: Óscar Serrato

TÍTULO:

"Me gustas cuando callas porque estás como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.” Así inicia el Poema 15 de Pablo Neruda.

Esta semana se evidenció que tenemos un Presidente y Gobernador que están como ausentes, quizás escuchen murmullos a lo lejos, y nuestra voz no los toca. En un País sediento de estadistas, en búsqueda de políticos, tenemos la desgracia de que quienes ostentan los poderes ejecutivos se dedican a hacer “grilla”, como coloquialmente se le señala. La visión de Estado, Gobierno, Federación y sociedad reducida a una ilegal contienda electoral anticipada donde la prioridad es mantener o asaltar el poder para seguir usufructuando para fines personales y de grupo la hacienda pública.

No encuentro justificación alguna que me lleve a vitorear la ilegalidad de las campañas anticipadas y mucho menos declararme entusiasmado con la oferta que hasta hoy, violando la ley, recorre el País. Encuentro ausente en los políticos la capacidad de escucha activa, están enamorados de su propia voz y “genialidad”, tal como penosamente observamos ante la evasión del Presidente ante el cuestionamiento sobre cinco jóvenes desaparecidos en Jalisco. Concedo que quizá, como el Presidente afirma, no escuchó la pregunta. No me sorprende: Lleva años sin escuchar y desde el inicio de su administración renunció a ser Presidente de todos para serlo de unos cuantos. De acuerdo a sus propias palabras, ayudar a los más pobres forma parte de su estrategia electoral: Si bien el número de pobres ha disminuido, las carencias han aumentado ante el desastre de su política de salud y desatención a la educación, asegurando así una clientela cautiva.

En el Plan Nacional de Desarrollo publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 12 de julio de 2019 se declara que en el último año del sexenio: “Para entonces la delincuencia organizada estará reducida y en retirada.” Así como “los índices delictivos… se habrán reducido en 50% en comparación con los de 2018 y México habrá dejado de ser la dolorosa y vergonzosa referencia internacional como tierra de violencia, desaparecidos y violaciones a los derechos humanos”.

Del 1 de diciembre de 2018 al 19 de agosto de 2023, de acuerdo a TResearch, se han registrado 163,472 homicidios dolosos, 91.4% y 51.2% más que en todo el sexenio de Calderón y Peña, respectivamente. En lo que va del sexenio han desaparecido 43,435 personas, con Jalisco a la cabeza (con 6,556), y Sonora en onceavo lugar con 1,556.

Ante la militarización de seguridad y desarticulación de las Comisiones de Derechos Humanos, la promesa de dejar de ser una “dolorosa y vergonzosa referencia internacional” quedará en la larga lista de incumplimientos.

Neruda, en su poema “No culpes a nadie”, inicia: “Nunca te quejes de nadie, ni de nada, porque fundamentalmente tú has hecho lo que querías en tu vida”. La práctica de culpar a gobiernos anteriores, ahora ampliada a denostar al Poder Judicial con el peligroso paso de señalar a jueces y magistrados como enemigos, está avanzando peligrosamente.

Esta semana tanto el Presidente como el Gobernador los señalaron por sus resoluciones, o quizá lo hicieron por sus frustraciones o deseos de culpar a otros de sus yerros. El camino a la dictadura inicia por no respetar la división de poderes, así como la incapacidad de comportarse dentro del marco legal e institucional y ante la falta de argumentos de fondo acusar sin razón. Continúa Neruda. “No te amargues de tu propio fracaso ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño”.

Su auto asumida infalibilidad, aunada a la incapacidad de escuchar y limitado control de emociones, nos anticipa un turbulento cierre de sexenio.

Al final del Plan Nacional de Desarrollo: “En los procesos electorales que se realicen en el curso del presente sexenio habrá quedado demostrado con hechos que es posible, deseable y obligatorio respetar el sufragio, hacer cumplir la legalidad democrática y sancionar las prácticas fraudulentas”. El Presidente dio inicio al ilegal proceso para ungir candidatos, los recientes señalamientos de uso de recursos públicos por parte de los contendientes oficiales deben ser investigados y en caso de probarse, sancionados.

La aspiración de cumplir “la legalidad democrática”, por lo hechos, podemos concluir que ya no se dio.

Es natural que la selección de candidatos capture la atención, es sano que quienes aspiren se presenten, debatan y se sometan al juicio público; sin embargo, encuentro desafortunado el hacerlo de forma ilegal. Hay temas importantes que se están dejando de resolver o debatir, entre ellos: Cómo lograr que la economía recupere y supere su nivel de inicio de sexenio, elevar ingresos de la población y erradicar la pobreza laboral, desarrollar ciencia y tecnología, la política de continuar endeudando al Gobierno federal para sostener programas de transferencias e inversión en infraestructura, la maldita herencia de militarización que dejará esta administración, la pobreza imperante no obstante los avances de estos cuatro años, el colapso del sistema de salud y la amenaza de un sistema educativo que no prepare a los niños y jóvenes para los retos de un mundo globalizado.

Finaliza Neruda: “Tú eres parte de la fuerza de tu vida, ahora despiértate, lucha, camina, decídete y triunfarás en la vida; nunca pienses en la suerte, porque la suerte es: El pretexto de los fracasados…”

TWITTER: @OFSerrato

En esta nota