Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna Sonora

CERRO DELA CAMPANA

En tierras sonorenses se ha adelantado la temporada de incendios forestales y ya van 34, de los cuales uno se mantenía activo y, a decir de las autoridades estatales, estos casos son atípicos y lo explican por el aumento del pasto y la reducción del hato ganadero.

Los beneficios del decreto federal de regularización de carros “chuecos” no los ven por ningún lado los distribuidores de autos pues critican que no se ha resuelto lo que se buscaba. Las organizaciones afiliadoras de autos que se internaron de forma ilegal al País, llamadas “pafas”, reconocen que en Sonora más de 22 mil autos “chuecos” han llegado después del 19 de octubre de 2021, fecha tope del decreto lanzado por el presidente AMLO, y durante 2023.

Pese a las ampliaciones de plazos del decreto federal para la legalización de las unidades, los representantes de las “pafas” estiman que hay alrededor de 200 mil vehículos “chocolates” que no lo han hecho por diferentes problemas, como no tener la documentación necesaria.

En el Estado, de acuerdo con el gobernador Alfonso Durazo, se han regularizado poco más de 150 mil autos y con la extensión de la fecha para el trámite, hasta junio próximo, esperan registrar alrededor de 200 mil unidades. En la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) se han pronunciado contra el programa pues consideran que sólo ha permitido el “contrabando de vehículos”, y el presidente de ese organismo en Chihuahua, Antonio Morales, explicó que siguen ingresando más vehículos de procedencia extranjera ilegales, más de un millón desde que se anunció el decreto.

Tampoco, dice, se ha logrado frenar la inseguridad y el fin de ayudar con el patrimonio familiar, que se dijo, no se ha cumplido y las autoridades sólo han evadido la responsabilidad de proveer de un transporte de calidad y seguro para la población. Si los acuerdos se concretan, todo hace indicar que los pacientes siquiátricos del País pronto verán la “luz” al contar de nueva cuenta con los medicamentos después del desabasto nacional que han reconocido las autoridades federales. Durante meses, las personas con padecimientos de salud mental y sus familias de Sonora y otras entidades han enfrentado los problemas de no encontrar las medicinas requeridas y esto también fue expuesto por siquiatras, de acuerdo con lo publicado en un reportaje de EL IMPARCIAL y otros medios nacionales.

Lo que acaba de explicar la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), cuyo titular es Alejandro Svarch Pérez, es que junto con la empresa Psicofarma definieron un plan para resolver las fallas en el abasto de los medicamentos controlados de atención a enfermedades siquiátricas después de que se encontraron “deficiencias críticas”. Los incendios forestales en el País, principalmente en 10 estados donde se incluye a Sonora, son motivo de preocupación de ambientalistas, científicos y autoridades porque los pronósticos de altas temperaturas en los próximos meses empeorarían este tipo de siniestros.

En tierras sonorenses se ha adelantado la temporada de incendios forestales y ya van 34, de los cuales uno se mantenía activo y, a decir de las autoridades estatales, estos casos son atípicos y lo explican por el aumento del pasto y la reducción del hato ganadero. Sonora está entre las entidades más afectadas además de Guerrero, Nayarit, Quintana Roo, Jalisco, Durango, Zacatecas, Michoacán y Chiapas, como lo han dado a conocer la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor), cuyos titulares son Germán Arturo Martínez Santoyo y Luis Meneses Murillo, respectivamente.

Para los científicos el panorama podría complicarse porque prevén que en los próximos seis meses se presente el fenómeno de “El Niño” con el que llegarían inundaciones, sequías más severas y repuntes fuertes de calor.

En esta nota