Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna Sonora

Ideas contrarias

Si quieres estar por delante del 99% de las personas necesitas hacer lo que este porcentaje no hace.

Si quieres estar por delante del 99% de las personas necesitas hacer lo que este porcentaje no hace. Y acorde con Mark Manson, exitoso empresario en el mundo digital, la clave no está en la ejecución, que es lo que se enfoca la mayoría de la literatura.

QUÉ SE PUEDE HACER

Acorde con Manson, un primer paso para tener éxito profesional es el de tener una idea contraria a lo que todo mundo piensa o hace. Veamos para el efecto el caso de Steve Jobs. Steve es Steve no porque practicara yoga o fuera muy duro con sus empleados, logró lo que hizo porque con una década de anticipación previó que en cada escritorio de empresa y en cada hogar habría una computadora. Y años después cuando le preguntaron cuál era el futuro de la PC contestó que ya no tenía futuro, por eso se concentraron en el iPhone. Este fue el gran éxito de Jobs.

Generalmente qué pasa, todo mundo hacemos lo que hace todo mundo, vamos con la tendencia o moda actual y no nos animamos a ser disruptivos. Aquí entra mucho en función el ego, no nos gusta que se nos critique o nos tilden de equivocados.

QUÉ SIGUE

Lógicamente cuando se tiene una idea contraria es muy importante que sea correcta. Y aquí entra otro aspecto clave: Para lograr tener una idea contraria será necesario gestar varias incorrectas, hasta que encontremos la apropiada, la que sí es válida. Los hermanos Wright para sacar adelante el avión, Edison para sacar la bombilla, los peloteros profesionales para batear hit, etc.

Y por último, ya que tienes una idea contraria, hacerla y ejecutarla de una manera masiva, de otra manera no podrás comprobar la validez o no de la idea.

Manejar ideas contrarias no es fácil, la habilidad de adaptar creencias que se ven inviables no es fácil, e ir contracorriente tampoco.

A MANERA DE CONCLUSIÓN

Manson tiene la teoría que el éxito personal no hace mejor a la persona, sino que la hace más de como es: Si la persona es infeliz será más infeliz, si la persona exitosa maneja buenas relaciones serán de mejor calidad las mismas. Y por otro lado asegura que lo importante no es querer ser exitoso, sino más bien cuestionarte por qué quieres ser exitoso y de las respuestas que des a esta pregunta obtendrás mejor opciones para definir tu actuación y desempeño. Estimado lector, ¿te animarás a seguir ideas contrarias?

¡Feliz Domingo de Resurrección!

En esta nota