Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexicali / Congreso del Estado BC

Buscan legalizar la muerte digna en Baja California

Algunas personas que fallecieron de cáncer buscaron realizar la voluntad anticipada para no seguir sufriendo, pero la ley en el estado lo prohíbe.

Mexicali, Baja California.-Buscan crear ley de voluntad anticipada en Baja California a través de un análisis sobre el fin de la vida de manera digna en el Congreso del Estado para que se reforme la Ley de Salud en el estado, dio a conocer la diputada Michel Sánchez.

Con esta reforma se pretende que las personas tengan el derecho de decidir sobre si desean continuar con su vida, pero solo si se encuentran en una etapa terminal o con alguna enfermedad irreversible que genera mucho dolor.

“Se le denomina voluntad anticipada que es la terminación de la vida; estamos buscando una muerte digna, es un tema muy fuerte, no sometimos a este tema porque en Tijuana tenemos antecedentes”, comentó.

Algunas personas que fallecieron de cáncer buscaron realizar la voluntad anticipada para no seguir sufriendo, pero la ley en el estado lo prohíbe, por lo que se ampararon.

La voluntad anticipada es legal en 14 estados de México; principalmente las personas que se la realizan van desde los 61 hasta más de 80 años, en su mayoría mujeres y personas solteras.

En la reforma se contempla que la Secretaría de Salud lleve un registro del historial clínico del paciente y que la persona manifieste su deseo, también a través de una notaría.

Para que la voluntad anticipada pueda llevarse a cabo el paciente tiene que estar completamente consciente; incluso se busca que desde jóvenes puedan dejar registro de que desean este método en caso de tener una enfermedad terminal que los deje inconscientes.

“No necesariamente la persona tiene que estar enferma; un ejemplo, si hoy a los 35 años deciden hacerlo por si en un futuro llegan a estar en una etapa terminal del cáncer o también se puede actualizar”, expresó.

En el Congreso se realizó un foro donde participaron familiares de personas que buscaron por medio de un amparo la terminación de su vida, pero que murieron mientras se resolvía su situación sobre este tema.

“Yo creo que cada uno de nosotros ha empezado en un momento de su vida que cuando te encuentras en una enfermedad terminal no quieres que nadie más decida solo tú y no le quieres dejar una carga a los familiares”, expresó.

Los médicos tienen prohibido determinar cuánto tiempo es probable que fallezca una persona a causa de la enfermedad; todo dependerá de las atenciones médicas o cuántos insumos requiere para sobrevivir.

En caso de que en el futuro se apruebe esta reforma, buscarán que los médicos se capaciten al respecto del tema, se sensibilicen o incluso se respete si un médico no lo quiere realizar.

El tema aún está en análisis y mesas de diálogo entre familiares de personas que lo solicitaron, médicos, psicólogos y abogados; posteriormente se pretende que se cree la iniciativa para que pueda ser sesionado en Comisión.

En esta nota