Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna Mexicali

Zona Sísmica

Un tema dentro del debate del pasado domingo que solo fue tocado...

Deben sobre prisión de oficio

Un tema dentro del debate del pasado domingo que solo fue tocado de manera más que superficial entre las candidatas y el candidato a la Presidencia de la República, pero de gran importancia, es el de la prisión preventiva oficiosa en México, que tendrá que resolverse en algún momento por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SJCN), donde firma como presidenta la ministra Norma Lucía Piña Hernández.

Este tema ha sido polémico sobre todo a raíz del “nuevo” Sistema de Justicia Penal Oral, porque claramente establece que la prisión preventiva debe ser la excepción y no la regla. Solo que en México se aplica de manera “oficiosa” a los supuestos responsables de delitos graves, como el homicidio, secuestro, violación, delincuente organizada, entre otros. Aunque en este sexenio el presidente López Obrador decidió ampliarlo para incluir hasta los “delitos electorales”.

La prisión preventiva es para que los presuntos responsables de delitos permanezcan presos durante todo el proceso penal, aunque al final sean declarados inocentes.

La prisión preventiva es para que los presuntos responsables de delitos permanezcan presos durante todo el proceso penal, aunque al final sean declarados inocentes.

La candidata de Morena y Aliados, Claudia Sheinbaum Pardo le tiró una pedrada a la SCJN al hacer referencia a que los gobernadores escribieron un desplegado “en donde piden que la prisión preventiva oficiosa no sea catalogada como lo está haciendo la Suprema Corte, porque entonces 60 mil delincuentes saldrían de la cárcel”. Solo que esta aseveración es un poco errónea, porque la SCJN está actuando en base a tratados internacionales, así como una resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y, además, los 60 mil delincuentes son “presuntos” por aquello de no son culpables hasta que se demuestre lo contrario en un juicio, y de aprobarse se vería cada caso de manera individual para ver si pueden o no recibir otra medida cautelar que no sea la prisión justificada.

La abandera del PAN-PRI-PRD, Xóchitl Gálvez Ruiz, quedó demasiado corta al señalar solo “estoy en contra de la prisión preventiva oficiosa”, sin siquiera un mínimo argumento.

Quizá el del mejor argumento en el tema de la prisión preventiva fue Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano, al señalar que “la mayoría de esas personas ni siquiera tienen una sentencia, la prisión sin juicio viola derechos humanos y es inconvencional”

Vaya, tan importante es el tema de la presunción de inocencia que las miles de personas que están presas actualmente, sujetas a proceso y sin sentencia firme, podrán votar desde la cárcel.

FORESTAR

Es contradictorio que cuando la ciudadanía quiere participar en actividades que puedan beneficiar a todos, haya autoridades que se opongan o traten de obstaculizar con cualquier pretexto y, peor aún, que amenacen con llevar a prisión a esas personas.

Dicen que eso le sucedió hace unos días al abogado cachanilla Jaime Dávila Galván, quien desde hace años realiza una labor de forestación en diferentes zonas de Mexicali, con ayuda de otros mexicalense.

Pues bien, cuando hacían los hoyos para plantar arbolitos en el árido camellón de la carretera a San Felipe, aun en la zona urbana de Mexicali, se presentó personal de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), donde a nivel nacional firma como secretario Jorge Nuño Lara, para exigir que dejaran de plantar árboles “porque es zona federal”.

Abogado como es, Dávila Galván les indicó que no había delito que perseguir y se trataba de una obra social, pero aun así los de la SICT amenazaron con regresar acompañados de la Guardia Nacional para detenerlos y llevarlos presos.

Realmente situaciones como esta son inaceptables, puesto que si algo requiere Mexicali, así como Tijuana, Ensenada y otros municipios, y lo han dicho autoridades, es la creación de enormes pulmones para beneficiar a todos los bajacalifornianos, sobre todo ahora que el cambio climático amenaza al mundo. Ojalá más personas tomaran la iniciativa en Baja California para plantar árboles y forestar la entidad.

Temas relacionados