Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / notamigracion

Piensa

Inversión no costo

"El cambio es el resultado final de todo aprendizaje verdadero"

Leo Buscaglia

Estamos a fines de 2018, y te invito lector estimado lector que te plantees lo siguiente: 2019 será el año que transforme mi vida.

Y para que lo anterior sea cierto será necesario que aprenda algo nuevo este año. Si nos interesa tener un gran salto este año forzosamente necesitamos salir de nuestra área de confort, que lógicamente lleva a un stress qué hay que enfrentar. Y si uno tiene la habilidad de manejar bien las emociones, será capaz entonces de superar dicho stress.

Recodemos que uno cambia sus relaciones con sus emociones, también cambias sus memorias y su pasado, incluso su cerebro y su biología.

Una pregunta muy buena que nos podemos plantear es, en lugar de preguntarnos qué tan largo estará el 2019, porque no mejor cuestionarnos que tan lejos podremos llegar este próximo año.

Recuerda esto, estimado lector: en este 2019 tu puedes lograr más que lo muchas personas logran en toda su vida; bien lo decía Jean Jacques Rosseau: “la persona que vive más nos es la qué pasa más años, sino la que tiene las experiencias más enriquecedoras”.

Las experiencias transformacionales son las experiencias máximas que tiene uno en su vida. Cuando Steve Jobs lo despiden de Apple, le viene una depresión, pero también se da cuenta de que su amor por la tecnología no se lo han quitado. A partir de ahí se inician sus años más productivos, y tiempo después le piden que vuelva a la Empresa.

Estimado lector, ¿cuántas experiencias máximas tuviste en 2018?, ¿cuántas vas a tener en 2019?

Todo es inversión, no costo

Dice Ben Hardy que todo en la vida es una inversión, no un costo. Y en la medida que lo veas así, más te vas enfocar en dar que en recibir.

Lo que es más sorprendente es que la mayoría de las personas no les interesa invertir en ellas mismas: aspectos como educación, capacitación, tener un Coach, lo ven como costo; no se consideran valiosos como para invertirse.

Y cuando tú te ves como una inversión, lógicamente lo empiezas hacer en grande, así como en tus habilidades, en tus relaciones, en tu ambiente. Cuando uno tiene esta mentalidad, es una persona con mentalidad abierta, dispuesta a aprender. Con mentalidad de costo nos encontramos cerrados.

En 2019 estimado lector, ¿vas invertir en grande contigo mismo?, ¿vas enfocarte en dar, en gratitud, y crecimiento?, ¿vas a procurar experiencias máximas? ¿Vas a crecer y hacer 10 veces más de lo logrado en años anteriores?

Todo esto lo podrás lograr cuando te veas como inversión, no como costo.

Feliz año estimados lectores, y gracias por aguantarnos uno más. Con todo aprecio, ¡feliz domingo!

* El autor es Socio del Despacho Asesores Ballesteros. Focalizados planes de ahorro y protección, y deducibles.

En esta nota