Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / notamigracion

Zona Sísmica

Inocentada

En el Día de los Inocentes, a quienes dejaron con la mano estirada, es al personal del Poder Judicial del Estado, porque no les pagaron su salario catorcenal, ni la compensación ni los 25 días de aguinaldo que les deben.

Supuestamente todo se había solucionado tras la reunión que sostuvieron en la víspera de Navidad el presidente del Consejo de la Judicatura del Estado, Salvador Juan Ortiz Morales, y el secretario de Planeación y Finanzas, Bladimiro Hernández Díaz.

Incluso, con bombo y platillo desde Comunicación Social del Gobierno estatal emitieron un comunicado, cuyo encabezado decía "Deposita Gobierno del Estado pago de aguinaldo a burócratas, así como diversas asignaciones pendientes al Poder Judicial y otros organismos".

En uno de los párrafos reiteraba que se estaban procesando ese mismo día las transferencias de dinero entre las que destacaban "las correspondientes al Poder Judicial, lo que les permitirá depositar el pago de catorcena y aguinaldo a su personal...".

Claramente aseguraron que se había pagado el aguinaldo a "su personal", sin hacer distinción si eran de base o confianza.

Al no pagar ayer la catocerna, la compensación ni lo que restaba de aguinaldo a Magistrados, Jueces y demás personal de confianza, queda claro que se trató de una vil mentira, aunque de hecho le apuestan a que como el Poder Judicial del Estado está de vacaciones, no habrá quien haga olas.

Pero, ¡cuidado!, hay versiones de que posiblemente el lunes o martes vayan de nuevo a bloquear en forma indefinida el Servicio Médico Forense, para impedir se reciban cuerpos o se hagan necropsias, así como los Juzgados Orales, con lo que paralizarían la justicia bajacaliforniana.

Situación similar vivieron los burócratas jubilados, quienes no recibieron su pago, por lo que también amenazan con parar actividades en el Issstecali.

Piden frenar discurso de odio

Un juez de distrito emitió una orden al alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum Buenrostro, para que no haga comentarios que transmitan un mensaje negativo sobre las personas migrantes.

Además de eso, también un juez señaló que la policía municipal no podrá remitir al Instituto Nacional de Migración a personas detenidas por infracciones administrativas.

Ante la llegada de la caravana migrante, un sector de la población, sobre todo en redes sociales se mostró en contra de éstos con comentarios racistas.

El Alcalde, en lugar de contribuir a la tranquilidad y paz de la sociedad, lo que hizo fue echar leña al fuego y alimentar aún más el odio de esos grupos.

Cabe recordar que se ha referido a los migrantes como vagos, mariguanos, etc., discurso que han replicado sus servidores públicos.

Ante esta resolución el alcalde como abogado que es, en lugar de acatarla, lo primero que hizo fue hacerse la víctima por sentirse agraviado en cuanto a la libertad de expresión.

Hizo una transmisión en vivo a través de su muro de Facebook donde acomodó las cosas a su modo.

Dijo que el juez le ordenó no expresarse de los migrantes, cuando en realidad de se trata de que no haga comentarios negativos.

En esta nota