Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / notamigracion

Contra corriente

El Ejército

La cantidad de problemas que se está creando el presidente, Andrés Manuel López Obrador, son porque él mismo desde su campaña política se los creó.

Son tantas las áreas que requieren recursos y “casi” a todas les ha asignado dinero.

El sector agrario: Los grupos campesinos de México hicieron una tumultuosa protesta de rechazo al recorte que el Presidente y sus diputados hicieron al sector campesino. sin duda esto desconcierta. ¿Con qué criterio?: vaya usted a saber.

Lo más increíble: El retrato de Zapata siempre iba acompañado del alboroto del campesino México, y era, este un símbolo del nacionalismo mexicano, pero hoy en el fondo de las frecuentes manifestaciones de Obrador son Madero y Juárez los protagonistas.

Podríamos hacer una lista larga de cada uno de los problemas que Obrador ofrece atacar: educación, la pobreza en general, petróleos, el tren Maya, Santa Lucia, beca a los jóvenes para que se integren al trabajo después de un tiempo pertinente de adiestramiento en las empresas, en fin, la lista es larga.

Todo lo prometido tiene solución paulatinamente a través de que transcurra su administración, pero el problema más complejo es el que se refiere al uso del Ejército para el combate a la criminalidad que está destruyendo al país.

Regiones enteras en estados como Sinaloa, Guanajuato, Michoacán, Jalisco, México y sus municipios conurbanos, etcétera, forman parte de la incertidumbre y el temor continuo de las familias por la amenaza de los grupos delincuentes, que desintegran familias y provocan el temor generalizado.

Ni el gobierno de Obrador, ni el de Peña Nieto ni el Felipe Calderón pudieron con el problema. Hoy AMLO anunció usará todas las fuerzas militares convertidas en un sólo frente para atacar este problema a nivel nacional.

Sin embargo, lo que más pudiera contribuir a la solución de este conflicto es las fuentes de empleo para miles de jóvenes no tienen otra salida que integrarse el crimen o intentar pasar.

Yo atisbo que ni con todas las fuerzas del Ejército, Marina propiamente, las Policías municipales y federal, etcétera, podrán con el problemón. La solución definitiva es la prosperidad de México en todas sus áreas; en todo su territorio y aun así los causales de tanto crimen son la pobreza y el afán de lograr dinero fácil por parte de los criminales. En cualquier región, ciudad o pueblo los criminales viven al acecho; del crimen siempre planeado en la oscuridad, en las tinieblas.

Un grupo de malhechores que deciden en sus planes asaltar un camión de pasajeros en las carreteras, de Sinaloa, de Jalisco, de Nayarit, etcétera, implemente lo logran en veinte minutos, mientras que cualquier Ejército acuartelado o en búsqueda o en búsqueda de criminales por los caminos pueda estar en el mismo instante en cualquier punto. El crimen organizado en las sombras, el mal se atiene a la oscuridad en que actúa.

Es más posible acercamiento al fin del crimen es ir a la medula de los temores del criminal a través del castigo. Un malhechor que sabe que de ser aprendido pagará con muchos años en la sombra, tantos que lo inviten a recapacitaren su castigo, será más convincente que toda la fuerza del Ejercito

* El autor es artista plástico.

En esta nota