Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / notamigracion

Tecleado

AMLO tiene reversa.

La discusión del paquete económico del gobierno federal para 2019 no ha generado una participación activa y presencial de los partidos de oposición a Morena en la Cámara de Diputados, es más, han sido los directamente afectados por las reducciones presupuestales los que han puesto el grito en el cielo y en algunos casos han logrado cambios en otros no.

La educación superior, el presupuesto a universidades públicas del país se había contemplado una reducción del 6%, lo que provocó que los miembros de la ANUIES protestaran. Al principio el presidente Andrés Manuel López Obrador les dijo que los rectores que debería hacer más con menos, vaya respuesta de los universitarios.

Las protestas continuaban y fue entonces cuando López Obrador reculó: “Se presentó un presupuesto donde en efecto hay una reducción. Aquí sostengo que se va a reparar ese error y se le va a entregar a las universidades lo que les corresponde”. No que no tronabas pistolita.

En esta Cuarta Transformación no se puede atentar contra la educación y la cultura, aun así, el presupuesto de egresos que presentó el Secretario de Hacienda contempla un incremento pequeño para educación y una reducción en cultura.

Los profesores del país, en muchas entidades, están bloqueando carreteras, casetas, edificios públicos, etcétera para hacerse ver y escuchar sobre el problema por la falta de pagos de sus pensiones, jubilaciones, salarios, vacaciones y aguinaldo. Pero nadie, ni un líder del SNTE o la CENTE ha puesto el grito en el cielo por este incremento mínimo.

Ah, pero no se trate de cultura, porque ahí no hubo incremento mínimo, hubo reducción de mil 319 millones de pesos, por supuesto que esto provocó la manifestación en la Cámara de diputados de artistas de todas las disciplinas, exigiendo a los diputados no recortar el presupuesto. Se enfrentaron a ergio Mayoer, diputado de Morena y presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, quien les prometió revisar.

En tanto, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, defendió la reducción del presupuesto, aun con las protestas de empleados y artistas . Una de las instituciones que tendrá mayor impacto con la reducción es sin duda el Instituto Nacional de Bellas Artes, INBA, un recorte de 176.5 millones de pesos en su presupuesto respecto de 2018.

También se anota una reducción de mil 319 mdp en la Dirección General de Administración de la SC; 153.7 mdp en su Oficialía Mayor; 43 en IMCINE, 30.8 en el Cenart, 23.5 en Canal 22, 21.5 mdp en la Dirección General de Bibliotecas, 17 en la Dirección General de Publicaciones, 13.9 en la subsecretaría de Desarrollo Cultural, y 13.5 en la Dirección General de Culturas Populares.

También en Relaciones Exteriores hubo una disminución en la percepción de recursos, sin embargo Marcelo Ebrard dijo que había sido un error de “dedo” y que se iba a corregir el documento, de nuevo recularon. Mientras esto ocurre en la Ciudad de México, en Baja California al gobernador Francisco Arturo Vega de Lamadrid no lo calienta ni el sol, la situación financiera del gobierno vive los peores años de su historia. Kiko a la espera del salvavidas que podría mandarle AMLO para pagarle a los maestros, burócratas, empleados del Poder Judicial, del Instituto Estatal Electoral y la UABC.

* El autor es periodista independiente.

En esta nota