Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / notamigracion

Reflexión Universitaria

Recuperemos la esperanza

“Soy hombre de causas y principios”

Jaime Martínez Veloz

El recinto que alberga el Centro de Estudios de Universitarios “16 de Septiembre” se vio abarrotado durante la presentación del libro titulado “Recuperemos la Esperanza” cuyo autor Jaime Martínez Veloz aspira a gobernar Baja California. En esta obra se plantea la necesidad de un “Nuevo Pacto Refundacional de Baja California en el contexto de la IV transformación de la república”; para desarrollar este evento se invitó a dos personajes ampliamente conocidos entre la sociedad mexicalense, el Dr. Federico Hernández y la Mtra. Norma Bustamante, quienes expusieron un breve resumen comentado del contenido del libro.

Estas ideas, textos y propuestas para el cambio social son producto de vivencias que a lo largo de su vida ha recuperado el autor de escuchar al trabajador, campesino, pescador, a comunidades indígenas y personas que habitan las zonas urbanas y rurales de la entidad y del país. Martínez Veloz considera que Baja California es un mundo en donde caben muchos mundos. Esperanza que se ve cercana cuando han resurgido las condiciones de un cambio verdadero en nuestro estado, sobre todo después de vivir los últimos cinco años en la ignominia de un gobierno insensible, que llegó al poder para hacer dinero y no para servir a la comunidad. Indudablemente, para cualquier aspirante a gobernador representa un gran reto si desea transformar la vida social, económica y política de nuestro estado.

“Recuperemos la Esperanza” es una obra literaria que le hace justicia a personajes de todas las corrientes ideológicas que coexisten en el estado, algunas de ellas que ya no están con nosotros, que se nos adelantaron en el camino, pero que su ejemplo y su obra queda de testimonio como un legado para las futuras generaciones sobre cómo se deben de hacer las cosas cuando se quiere servir al prójimo y de hacer política. Incluye un reconocimiento “post mortem” a protagonistas de la talla de Samuel Ruiz, Héctor Terán, Heberto Castillo, Pepe Osuna Camacho y Luis Donaldo Colosio; al evocar sus nombres reivindica la manera de hacer política fundada en el diálogo abierto y sincero y no en la mentira y la traición.

Se puede identificar en su lectura algunos temas ignorados por recientes políticos, como la vida de las comunidades rurales, la lucha de las minorías, la marginación de los jóvenes, la defensa del medio ambiente, el embate de los monopolios transnacionales, los desafíos del abasto del agua y los saldos de la pobreza. En pocas palabras, recupera aquellos temas marginales para la clase política de nuestro tiempo y, al igual que el presidente de la república pretende una refundación del estado abatiendo lo que él ha llamado los cuatro jinetes del Apocalipsis, corrupción, impunidad, inseguridad e incompetencia gubernamental.

Un elemento crucial, que quizás sea el hilo conductor de su trabajo será incluir a todos los habitantes de Baja California y evitar el rezago y la marginación, sobre todo de aquellas capas de la sociedad que no tienen acceso al bienestar, a la salud, la educación y al empleo bien remunerado. Martínez Veloz es un luchador social, y un político atípico que fácilmente se conecta con la gente por su proclividad en primer lugar por los humildes, por los ignorados, pero también con todos los sectores sociales incluyendo al sector empresarial, con quienes se ha comprometido a crear las condiciones para que fluyan nuevas inversiones que mejoren el empleo y la calidad de vida de la sociedad. En su obra se nota que existe empatía con los proyectos que promueve el presidente Andrés Manuel López Obrador.

*El autor es economista egresado de la UABC.

En esta nota