Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / notamigracion

Zona Sísmica

Renuncias

Casi de noche pasó la renuncia del ex alcalde de Mexicali, Jaime Rafael Díaz Ochoa, a las filas del blanquiazul, partido en el cual militaba desde su juventud y al que ha trascendido presentado su renuncia desde la semana pasada.

Poco se sabe de las razones por las que Díaz Ochoa decidió finalmente dejar al PAN, ni tampoco si planea sumarse a alguna de las otras fuerzas políticas con miras a 2019, aunque lo cierto es que la posibilidad ya se barajeaba, aunque improbable, desde el término de su gestión como edil municipal.

Si bien no hay nada confirmado, los comentarios en las indiscretas paredes son en el sentido de que podría ser abanderado de Movimiento Ciudadano, o incluso, que hasta el codiciado partido Morena pudiera ser la próxima casa del ex alcalde.

Claro que todo esto son interpretaciones que se hacen, así que está por verse si el alcalde cantante llega a las filas de alguno de esos dos partidos.

Por el lado del PAN, con la vergonzosa situación que atraviesa el Gobierno del Estado, donde los funcionarios son "azules", se ve bastante difícil para que en las próximas elecciones alguno de sus candidatos pueda "levantar" al partido.

Interesados

Precisamente en el ámbito político, mientras hay personas que andan buscando que los tomen en cuenta, hay otros cuya situación es al revés, que son buscados por los partidos para incorporarlos a sus filas.

Uno de los que se escucha han recibido algunos ofrecimientos, es Javier Salas Espinoza, ex director de Seguridad Pública Municipal, ex subprocurador de Justicia, ex agente del Ministerio Público de la Federación y actualmente ocupa un cargo en el municipio de Tijuana.

Se comenta que Salas Espinoza ha sido nombrado en algunas pláticas entre integrantes de partidos, donde hay quien quiere palomearlo como posible candidato a la alcaldía de la capital bajacaliforniana.

Abogados

Desde hace tiempo que no se veía a varias agrupaciones de abogados reunidos, como ocurrió a finales de la semana.

Los letrados, que por lo regular son medio distanciados entre ellos, acudieron a un convivio de fin de año, en donde se reunieron integrantes de seis agrupaciones de abogados y un grupo político.

Regularmente entre los organismos de abogados prácticamente no se pueden ver, porque tienen diferentes intereses, pero en esta ocasión estuvieron el Colegio de Abogados Penalistas de Mexicali, presidido por Hernán Cortés; el Colegio de Abigados en el Ejercicio Libre del Derecho, a cargo de Fernando Rosales; la Barra de Abogadas de Mexicali, con Gloria Ceballos como presidenta; Adriana Nevárez, dirigente del Colegio de Abogados Manuel Gómez Morín; el el colegio de abogados presidido por José Juan Bruceño; además el presidente del grupo político Coralillo, José Alberto Fernández Torres.

A pesar de la diferencia de opiniones, los abogados coincidieron en que es necesario mayor unidad para afrontar los problemas en la entidad.

Ruido en Inami

Mucho ruido e inconformidad se han generado en torno al Instituto Nacional de Migración que ahora encabeza Tonatiuh Guillén.

Esto luego de que se hiciera público que buscan reinstalar al cuestionado Rodulfo Figueroa al frente de la Delegación de Baja California.

Dicen que los antecedentes opaces a su paso por esa delegación serían un lastre para la imagen delinstituto del que tanto se dijo seria erradicada la corrupción conocida.

En esta nota