Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / notamigracion

Zona Sísmica

Bomba de tiempo

Rebasada a más no poder se encuentra la unidad deportiva Benito Juárez en la Zona Norte de la ciudad en donde se encuentran ya casi 6 mil migrantes centroamericanos.

Las condiciones al interior son una bomba de tiempo en cuanto a salubridad se refiere, los baños portátiles se encuentran ya desbordados, además de que los mismos son para hombres, mujeres y niños.

En las explanadas ya es prácticamente imposible caminar porque en cualquier lado hay alguien sentado, de pie o acostado, ya casi unos pegados a otros. Las jardineras han servido para que algunos las agarren de base para poner unas improvisadas casas de campaña. Las regaderas son al aire libre, con agua helada, también muy limitadas.

A la hora de la comida, que sirve la Sedena, se hacen largas filas para poder acceder a un bocado. En cada espacio se pueden ver niños enfermos y adultos toser.

Afuera del improvisado albergue la cosa es similar, las banquetas ya están ocupadas y en hilerita los migrantes buscan cartones, periódicos, trapos o lo que sea para poder acurrucarse y protegerse del frío.

Por si esto fuera poco, para mañana está pronosticada lluvia y gran parte de estas personas duermen a la intemperie. Ojalá y las autoridades pronto se pongan las pilas pues son inhumanas las condiciones en que están estas personas.

Lo peor es que siguen saliendo miembros de la caravana hacia Tijuana, con la finalidad de reunirse y buscar el cruce a los Estados Unidos.

Protegen a 'Kiko'

En las últimas horas, tres partidos políticos han salido a quejarse por la falta de sus prerrogativas, mismas que el gobierno estatal debía entregarles desde el 15 de noviembre.

Son el PRI, PRD y Transformemos, que reclaman al Ejecutivo que no se les hayan dado esos recursos, a los cuales tienen derecho por ley, máxime que, ahí sí, no cabe el argumento de que es dinero federal, como se ha argumentado con los maestros, el Cecyte y otros casos.

Sin embargo, algo extraño es que fuentes del Instituto Estatal Electoral revelaron que varios de estos partidos dejaron pasar el plazo legal de cuatro días para presentar un recurso judicial, a fin de que un tribunal obligara al gobierno estatal a entregar las prerrogativas.

Así que están, literalmente, a expensas de la buena voluntad de la Secretaría de Planeación y Finanzas.

También comentan que el consejero presidente del IEE, Clemente Custodio Ramos Mendoza, citó a una junta con representantes de todos los partidos, para analizar líneas de acción ante el impago de las prerrogativas, y el único que no acudió fue el de Transformemos ¿será que les sobra el dinero?

Por cierto, el Gobernador del Estado señaló que no hay flujo financiero y se está solicitando un crédito para salir del apuro básico en espera de que el gobierno entrante ponga como prioridad a Baja California en cuanto al recurso.

El que de plano no sale es Bladimiro Hernández Díaz, secretario de Planeación y Finanzas, para dar una razón exacta del problema que enfrenta el Estado.

En esta nota