Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / notamigracion

Jaque Mate

Mexicanos de segunda

"El nacionalismo es una exageración del egoísmo particular."

Fernando Savater

Este pasado domingo Beata Wojna, ex embajadora de Polonia en México, casada con un mexicano y que se ha quedado en nuestro país para continuar con una labor académica que antes realizaba en Polonia, dio a conocer un mensaje de Twitter: "Hace poco me preguntaron si voy a ser mexicana. Dije que no pq según Constitución hay mexicanos de primera y de segunda. Los naturalizados: no pueden tener doble nacionalidad, ni ocupar ciertos cargos. Si viven 5 años fuera pierden nac. mexicana. Todo ello más allá del caso @Taibo2."

Esta discriminación a quienes asumen la nacionalidad mexicana por voluntad propia ha quedado de manifiesto, en efecto, en el caso de Paco Ignacio Taibo II, el escritor nacido en España que ha sido perfilado por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador como próximo director del Fondo de Cultura Económica, una editorial propiedad del gobierno.

México siempre ha tenido una política migratoria xenófoba. Protestamos contra la discriminación a los mexicanos en Estados Unidos, pero tenemos leyes mucho más restrictivas. Llegamos a tener legislación que prohibía no solo a los naturalizados sino a sus hijos nacidos en México llegar a la Presidencia de la República, lo cual se modificó apenas en la década de 1990. Hoy, sin embargo, seguimos viendo restricciones absurdas como las que señala la ex embajadora Wojna. Los naturalizados son mexicanos de segunda.

Una de estas restricciones, que impide a un naturalizado ser director de una empresa paraestatal, como el Fondo de Cultura de Económica, tomó por sorpresa a Taibo, quien dijo que no estaba consciente de que un mexicano por naturalización no podía dirigir la editorial emblemática de México en el mundo de habla española.

Taibo no ha tenido que preocuparse mucho. En el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador las leyes se cambian a modo. Ya Morena ha presentado en el Senado una iniciativa que modificará la Ley Federal de Entidades Paraestatales para que las direcciones generales puedan ser ejercidas por ciudadanos mexicanos a secas y no solo por "ciudadanos mexicanos por nacimiento". Estoy de acuerdo en el cambio, ya que es absurdo que se discrimine a los mexicanos por adopción, aunque la modificación de la ley en el caso de Taibo va más allá todavía, ya que se está eliminando también el requisito de tener "experiencia administrativa" para que Taibo, que no la tiene, pueda asumir el cargo.

Más que hacer leyes a modo de los políticos, sin embargo, lo mejor sería reconsiderar las medidas xenófobas de nuestro gobierno. No hay ninguna razón para que los ciudadanos por naturalización, los cuales se hacen mexicanos por una decisión consciente en vez de por la casualidad de haber nacido en territorio nacional, sean discriminados. Son mexicanos y deben por lo tanto tener todos los derechos de cualquier mexicano.

Debemos cambiar la política migratoria. La experiencia en México y en el extranjero señala que la inmigración promueve inversiones, crecimiento económico y una visión más liberal. Debemos poner fin a la hipocresía de los políticos mexicanos que por un lado se quejan de la xenofobia de los estadounidenses y por el otro mantienen en México restricciones más radicales sobre los inmigrantes. e incluso sobre los mexicanos que injustamente consideran de segunda.

Los costos

Si bien las acciones de la Bolsa Mexicana subieron 2.1 por ciento el viernes pasado, la pérdida acumulada en el último mes fue de 12.19 por ciento (NYT). El tipo de cambio al mayoreo pasó de 19.2827 el 19 de octubre a 20.3661 ayer a las 14 horas (Bloomberg). La cancelación del aeropuerto de Texcoco y las amenazas económicas de Ricardo Monreal han tenido un costo importante. Significarán menor crecimiento y menor creación de empleos.

Twitter: @SergioSarmiento

* El autor es periodista y analista político/ comentarista de televisión.

En esta nota