Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / notamigracion

Zona Sísmica

Caravana en BC

Apenas son 80 los integrantes de la llamada Caravana Migrante que llegaron a la ciudad y la inconformidad de un sector de la comunidad se hizo evidente de inmediato. Y no solo nos referimos al inesperado desencuentro que algunos representantes de este grupo tuvo con vecinos de la Sección Coronado de Playas de Tijuana cuando se encontrabana ofreciendo una improvisada rueda de prensa a las afueras del domicilio que rentaron para asentarse mientras están en la ciudad, sino también a las virulentas reacciones que se dejaron ver a través de las redes sociales en donde la gran mayoría de los comentarios eran de rechazo a este grupo.

Algunos de los vecinos del domicilio que los migrantes contrataron a través de una conocida plataforma digital, se mostraron sorprendidos de la llegada este grupo perteneciente a la comunidad LGTB, por considerar que debieron haber sido consultados antes de ser llevados hasta ahí, y mientras tanto, en redes sociales y sin reparar en descalificativos, muchos usuarios de Facebook se expresaron de forma negativa de su llegada a la ciudad. Si esta fue la reacción inicial, qué puede esperarse si se concreta la anunciada llegada de miles de centroamericanos más a Tijuana.

En Mexicali, el alcalde, Gustavo Sánchez Vásquez señaló que la mayor parte de la caravana que llegará a Baja California tendría como destino Tijuana, esto en base a la información con la que cuentan hasta este momento.

Empujan para cada lado

Luego de la jornada electoral interna del PAN en la que Marko Cortés resultó electo Presidente Nacional del partido, como en toda contienda fue evidente que prominentes políticos y funcionarios tomaron partido hacia alguna de las dos opciones, como fueron Marko Cortés y Manuel Gómez Morín.

En Baja California, por el lado de Cortés los propios panistas identificaron que tanto la plana mayor del gobernador, Francisco Vega y del alcalde, Juan Manuel Gastelum, fueron los que operaron principalmente en favor de Cortés, mientras que del lado de Gómez Morín, ex gobernadores como Ernesto Ruffo o José Osuna Millán eran algunos de lo encargados de sacar la elección.

Es así que del lado de Marko, se miraron a personajes como Jorge Ramos, Loreto Quintero, Jesús Gonzáles, Arnulfo Guerrero, Enrique Méndez y Carlos Torres, como los principales operadores. Mientras que del equipo conservador del PAN, figuras que han amenazado con irse del PAN al nuevo partido de Felipe Calderón, como Sócrates Bastida, Martín Domínguez Rocha, Marco Arenas, Rodrigo Robledo o Mario Martínez, serán los que le entreguen las cuentas a Gómez Morín.

Tras la elección, se dio la renuncia de quien fuera el segundo presidente de la República del Partido Acción Nacional, Felipe Calderón Hinojosa al partido, por lo que el presidente Estatal del Partido, José Luis Ovando Patrón señaló que lamentaba tal decisión.

Pero al mismo tiempo se fue duro contra Felipe Calderón al señalar que como Presidente de la República se le agradecerá, pero como ex presidente ya era bastante malito, además señaló que intentaba poner su agenda personal en lugar de la del partido.

En esta nota