Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / notamigracion

La Verdad Sea Dicha

Las falsas noticias y su miedo

Qué pretenden las personas que deliberadamente generan, promueven y comparten noticias falsas, sabedores de su condición.

Puede ser generar miedo, desviar atención de la autoridad, divertirse, ganar dinero y muchas otras condiciones que en el caso particular de la panel blanca roba-niños del Valle de Mexicali va obteniendo.

En dos ocasiones la Procuraduría estatal ha enviado comunicados negando que existan tales robachicos.

Mismas ocasiones que se han reproducido por los medios de comunicación tales boletines y también son las mismas ocasiones en donde el público los ha ignorado.

Antes, este tipo de información falsa se corría de boca en boca, ahora lo peor es que con esto de las redes sociales es rápidamente peligrosa su promoción.

Al principio genera duda, luego miedo ante la siempre latente posibilidad de que sea cierta, luego viene el descrédito o su negación, seguido del desconcierto y el inmediato olvido.

Pero como en toda ocasión, cuando se lanza mucho lodo, termina por dejarse algún polvo y con ello la costra que con cualquier comezón resurge.

Así ha sucedido con la falsa aparición de una panel blanca supuestamente utilizada por unos individuos, quienes roban niños para extraerles los órganos, que evidentemente venden rápido.

Obviamente no hay ninguna denuncia formal ante la autoridad policiaca, por supuesto son los dichos que circulan en las redes los que prevalecen hasta el momento.

Sin embargo, generan miedo al por mayor entre los habitantes del Valle mexicalense que ya no siente lo duro, sino lo tupido ante la inseguridad de la que ya de por sí son víctimas, como para encima cargar con esta pesada loza de la nota falsa.

En lo particular me preocupan dos hechos concretos en el contexto de esta nota falsa:

Primero, los habitantes del Valle, cuando menos los que entrevistamos, creen que esta nota es real y que la gente no está denunciando los dos supuestos casos de robo de niños, porque los delincuentes amenazaron a las víctimas con quitarles a otros hijos de su familia.

Segundo, lo acontecido en Puebla en el municipio de Acatlán de Osorio en donde dos campesinos fueron quemados vivos, luego de que los sacaron de la cárcel de dicho lugar, porque supuestamente eran secuestradores de niños. Esto sucedió apenas la semana pasada.

Recientemente en el mismo valle mexicalense fueron detenidos cuatro de sus habitantes acusados del asesinato a golpes de una persona, quien era acusado de ser parte de una banda de ladrones de dicha demarcación.

Nadie tiene el derecho de hacerse justicia por su propia mano, más allá de sí hay lentitud e incluso falta de aplicación y hasta complicidad por parte de la autoridad.

Es posible que la acción de la justicia llegue aunque sea de manera tardía, pero lo que es peor para los “vengadores sociales”, es posible que esa justicia llegue primero en su contra.

No permitamos que la falsa panel blanca robaniños nos quite la poca seguridad en nosotros mismos, que aún nos queda.

La verdad sea dicha.

*La autora es directora del portal MF Noticias Mexicali.

En esta nota