Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Cambio climático

Noviembre es el sexto mes consecutivo que establece un récord de calor, dicen los científicos

Los científicos dicen que hay dos fuerzas impulsoras detrás de los seis meses consecutivos de récords de calor.

DUBÁI.-Por sexto mes consecutivo, la Tierra estableció un nuevo récord mensual de calor y también agregó el otoño más caluroso a la lista de récords de calor de este año, según calculó la agencia climática europea.

Y con solo un mes restante, 2023 está en camino de romper el récord del año más caluroso.

Noviembre estuvo casi un tercio de grado Celsius (0.57 grados Fahrenheit) más caliente que el noviembre más cálido anterior, anunció el Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Agencia Espacial Europea a primera hora del miércoles. Noviembre fue 1.75 grados Celsius (3.15 grados Fahrenheit) más cálido que en la era preindustrial, empatando con octubre y detrás de septiembre, como el más cálido por encima del promedio para cualquier mes, dijeron los científicos.

El último medio año ha sido realmente impactante", dijo la directora adjunta de Copernicus, Samantha Burgess. "Los científicos se están quedando sin adjetivos para describir esto".

Noviembre tuvo un promedio de 14.22 grados Celsius (57.6 grados Fahrenheit), lo que es 0.85 grados Celsius (1.5 grados Fahrenheit) más cálido que el promedio de los últimos 30 años. Dos días durante el mes estuvieron 2 grados Celsius (3.6 grados Fahrenheit) más cálidos que en la era preindustrial, algo que no había sucedido antes, según Burgess.

Hasta ahora, este año está 1.46 grados Celsius (2.6 grados Fahrenheit) más cálido que en la era preindustrial, aproximadamente un séptimo de grado más cálido que el año más cálido anterior de 2016, calcularon los científicos de Copernicus. Eso está muy cerca del umbral internacional que el mundo estableció para el cambio climático.

¿Qué establece el acuerdo climático de París de 2015?

El acuerdo climático de París de 2015 estableció el objetivo de limitar el calentamiento global a 1.5 grados (2.7 grados Fahrenheit) por encima de la era preindustrial a largo plazo y, de no lograrlo, al menos a 2 grados (3.6 grados Fahrenheit). Diplomáticos, científicos, activistas y otros reunidos en la conferencia climática de las Naciones Unidas en Dubái durante casi dos semanas están tratando de encontrar formas de limitar el calentamiento a esos niveles, pero el planeta no está cooperando.

Los científicos calculan que, con las promesas que han hecho los países de todo el mundo y las acciones que han tomado, la Tierra está en camino de calentarse entre 2.7 y 2.9 grados Celsius (4.9 a 5.2 grados) por encima de la era preindustrial.

Copernicus calculó que el otoño boreal también es el otoño más cálido que el mundo ha tenido registrado.

Los registros de Copernicus se remontan a 1940. Los registros calculados por el gobierno de Estados Unidos se remontan a 1850. Científicos que utilizan proxies como núcleos de hielo, anillos de árboles y corales han dicho que esta es la década más cálida que ha experimentado la Tierra en unos 125,000 años, antes del inicio de la civilización humana. Y los últimos meses han sido los más calurosos de la última década.

¿Qué causa el aumento a la temperatura en la Tierra?

Los científicos dicen que hay dos fuerzas impulsoras detrás de los seis meses consecutivos de récords de calor. Una es el cambio climático causado por el ser humano a partir de la quema de carbón, petróleo y gas. Eso es como una escalera mecánica. Pero el ciclo natural de El Niño-La Niña es como saltar arriba o abajo en esa escalera.

El mundo está en un potente El Niño, que es un calentamiento temporal de partes del Pacífico central que cambia el clima en todo el mundo, y eso se suma a las temperaturas globales ya elevadas por el cambio climático.

Solo va a hacer más calor mientras el mundo siga emitiendo gases de efecto invernadero a la atmósfera, dijo Burgess. Y agregó que eso significa "inundaciones catastróficas, incendios, olas de calor, sequías continuarán".

"2023 es muy probable que sea un año cálido en el futuro a menos que hagamos algo acerca de nuestra dependencia de los combustibles fósiles", dijo Burgess.

En esta nota