No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

FOTOS: Las manos que rescatan el coral de Jamaica

Los años de atención que Simpson le ha dedicado a intentar regenerar los arrecifes de coral de Jamaica se vuelven evidentes con los cortes en sus manos.

Avatar del

Por AP

1/4
El buzo Everton Simpson levanta algo de arena conforme se acerca al vivero de corales y recoge parte del valioso coral que será trasplantado en un área protegida.(AP)

El buzo Everton Simpson levanta algo de arena conforme se acerca al vivero de corales y recoge parte del valioso coral que será trasplantado en un área protegida. | AP

Mientras despeja el área para el nuevo coral y lo ata a su nuevo hogar, la corriente lo impulsa de un lado al otro...(AP)

Mientras despeja el área para el nuevo coral y lo ata a su nuevo hogar, la corriente lo impulsa de un lado al otro... | AP

convirtiendo al delicado proceso en algo similar a intentar enhebrar una aguja sobre una montaña rusa.(AP)

convirtiendo al delicado proceso en algo similar a intentar enhebrar una aguja sobre una montaña rusa. | AP

Los años de atención que Simpson le ha dedicado a intentar regenerar los arrecifes de coral de Jamaica se vuelven evidentes con los cortes en sus manos.(AP)

Los años de atención que Simpson le ha dedicado a intentar regenerar los arrecifes de coral de Jamaica se vuelven evidentes con los cortes en sus manos. | AP

OCHO RÍOS, Jamaica. — Las aguas tropicales color turquesa cerca de la costa de Jamaica son hermosas y tentadoras, pero debajo de ellas se esconde la devastación. Después de tirarse de espaldas desde un pequeño bote de madera y bucear hacia el fondo del océano, el daño es evidente. El paisaje parece un desierto submarino, con nada más que arena y rocas; ni un pez a la vista.

Sin embargo, conforme uno se aleja aparecen piezas de un coral cuerno de ciervo que se regenera, colgado de un hilo en espera ser atados a rocas en un intento por reparar el daño que el hombre y la naturaleza le han hecho a los arrecifes.

El buzo Everton Simpson levanta algo de arena conforme se acerca al vivero de corales y recoge parte del valioso coral que será trasplantado en un área protegida. Mientras despeja el área para el nuevo coral y lo ata a su nuevo hogar, la corriente lo impulsa de un lado al otro, convirtiendo al delicado proceso en algo similar a intentar enhebrar una aguja sobre una montaña rusa.

Los años de atención que Simpson le ha dedicado a intentar regenerar los arrecifes de coral de Jamaica se vuelven evidentes con los cortes en sus manos. Un día, él y otros jamaiquinos que realizan este trabajo esperan que el coral y los peces regresen por completo e igualen la belleza del agua que los esconde.

En esta nota

Comentarios