No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Áñez cambia el "patria o muerte" de Evo Morales por "Dios los bendiga"

El "patria o muerte" al final de los discursos de Morales durante sus casi catorce años en el poder ha dado paso al "que Dios los bendiga" de Áñez.

Avatar del

Por EFE

Los nuevos jefes militares tomaron posesión junto a una Biblia y un crucifijo, aunque Bolivia es un Estado laico.(EFE)

Los nuevos jefes militares tomaron posesión junto a una Biblia y un crucifijo, aunque Bolivia es un Estado laico. | EFE

LA PAZ.- La llegada de Jeanine Áñez al poder de forma interina en Bolivia ha devuelto al Palacio Quemado de La Paz su protagonismo en la historia del país, de la que le apartó Evo Morales, con un nuevo lenguaje además por parte de la mandataria, bien distinto al de su antecesor el líder indígena.

El "patria o muerte" al final de los discursos de Morales durante sus casi catorce años en el poder ha dado paso al "que Dios los bendiga" de Áñez, desde que el martes le sucedía al frente del país tras su renuncia dos días antes.

"Que viva Bolivia", exclamó la presidenta provisional al finalizar su primer mensaje a la nación este miércoles, mientras que su antecesor lo hacía con un "jallalla Bolivia", una expresión en lenguas como el aimara y quechua que podría equivaler al viva en español.

Todo ello en el centenario Palacio Quemado, un edificio de 1853 llamado así por un incendio de 1875, que fue la sede del Gobierno de Bolivia durante la mayor parte de la historia del país.

Áñez recuperó este escenario que Evo Morales dejó atrás en agosto de 2018, por considerarlo un vestigio de época republicana con símbolos coloniales europeos.

Bolivia pasó de República a Estado Plurinacional con la Constitución de 2009 y en 2018 Morales estrenó la Casa Grande del Pueblo, el edificio más alto de La Paz, decorado con simbología indígena justo a las espaldas del viejo Palacio Quemado.

El primer acto de la presidenta provisional tras su discurso fue posesionar al nuevo mando militar del país, una decisión relevante cuando el Ejército sigue junto a la Policía en las calles intentando poner orden en buena parte del país.

Los nuevos jefes militares tomaron posesión junto a una Biblia y un crucifijo, aunque Bolivia es un Estado laico.

Antes lo hacían ante la Constitución que promulgó el propio Evo Morales, quien llegó al poder en 2006 y se convirtió en el mandatario con más tiempo en la Presidencia en la historia del país.

Esta noche está previsto que Jeanine Áñez nombre a su Gobierno en el escenario que Evo Morales quiso dejar atrás. 

En esta nota

Comentarios