Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / transplante

Mujer fallece tres meses después de trasplante riñón de cerdo

Lisa Pisano, una mujer de 54 años, se convirtió en la segunda persona en el mundo en someterse a este tipo de trasplante.

Mujer fallece tres meses después de trasplante riñón de cerdo

ESTADOS UNIDOS.- Una mujer de 54 años, Lisa Pisano, falleció después de recibir un trasplante experimental de riñón de cerdo en un hospital de Nueva York el pasado 12 de abril, según informó su cirujano este martes.

Pisano se convirtió en la segunda persona en el mundo en someterse a este tipo de trasplante, que utiliza riñones de cerdos genéticamente modificados para aumentar la compatibilidad con los receptores humanos.

Además del riñón, se le implantó una bomba cardíaca mecánica debido a su condición de insuficiencia renal y cardíaca.

También te podría interesar: Donadores hacen posible 7 trasplantes de órganos en solo 2 días en Hospital Juárez

Sin embargo, apenas 47 días después de la cirugía, el riñón de cerdo tuvo que ser extirpado debido a complicaciones relacionadas con el flujo sanguíneo irregular asociado a la bomba cardíaca. Esta situación obligó a Pisano a regresar al tratamiento de diálisis.

El Dr. Robert Montgomery, director del Instituto de Trasplantes Langone de la Universidad de Nueva York, destacó el valor de Pisano en la búsqueda de avances médicos, mencionando que:

“No se pueden subestimar las contribuciones de Lisa a la medicina, la cirugía y los xenotrasplantes”.

—  Dr. Robert Montgomery

Este tipo de procedimientos podría ofrecer una nueva esperanza a miles de personas con insuficiencia renal o cardíaca terminal que esperan un trasplante.

El primer trasplante de riñón de cerdo también falleció

Anteriormente, Richard Slayman, de 62 años, había sido la primera persona en recibir un riñón de cerdo modificado genéticamente en marzo en Massachusetts, pero también falleció dos meses después.

El riñón es uno de los órganos más solicitados en las listas de trasplantes en Estados Unidos, donde aproximadamente 800 mil personas están en espera.

Muchos pacientes enfrentan largos períodos de espera y algunos mueren sin recibir el trasplante necesario, según datos de la Fundación Nacional del Riñón.

Temas relacionados