Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Adicciones

Emergencia por el aumento de nitazenos, una droga más potente que el fentanilo en Estados Unidos

Los nitazenos, que comprenden más de 20 compuestos únicos, han sido responsables de más de 200 muertes en Europa y Norteamérica desde 2019, según datos conocidos.

Fotografía de archivo de pastillas de fentanilo.

En medio de una creciente crisis de opioides, los nitazenos han emergido como una potente y mortal clase de drogas sintéticas, superando incluso al temible fentanilo. Recientes informes vinculan dos muertes en el condado de Boulder, Colorado, a esta nueva amenaza, elevando la preocupación sobre la expansión de esta droga en Estados Unidos.

¿Qué son los nitazenos?

Los nitazenos, que comprenden más de 20 compuestos únicos, han sido responsables de más de 200 muertes en Europa y Norteamérica desde 2019, según datos conocidos. La falta de detección efectiva en los sistemas de salud ha dificultado la evaluación precisa de las sobredosis, siendo un desafío enfrentado por los profesionales médicos.

El profesor Christopher Holstege, experto en medicina de urgencias y pediatría, destaca en una entrevista con The Conversation la potencia de los nitazenos y su relación con más de 200 muertes por sobredosis en Europa y Norteamérica. Holstege explica que estos compuestos, no sometidos a ensayos clínicos, podrían ser cientos o miles de veces más potentes que la morfina y hasta 40 veces más que el fentanilo.

¿Cuándo se desarrollaron los nitazenos?

Los nitazenos, inicialmente desarrollados en la década de 1950 por los laboratorios de investigación farmacéutica de la empresa suiza CIBA, fueron relegados al olvido hasta que resurgieron como drogas callejeras en 2019. A medida que las fuerzas del orden intensificaron la lucha contra otras sustancias, los laboratorios ilegales recurrieron a investigaciones farmacológicas históricas para crear análogos de nitazenos como drogas de calle.

Te puede interesar: Por tráfico de fentanilo, EU impone sanciones a miembros del Cártel de Sinaloa y a 4 empresas con sede en Sonora

La dificultad para identificar nitazenos en muestras de toxicología ha complicado la respuesta a esta crisis, con las pruebas de laboratorio especializadas siendo esenciales para su detección. La Administración de Control de Drogas de EU ha clasificado varias formulaciones de nitazenos como drogas de la Lista 1, indicando su peligro y la falta de uso médico.

El nitazeno ha evolucionado desde su aparición en 2019, presentándose en diversas formas como polvo blanco, amarillo, marrón y pastillas azules. La mezcla de nitazenos con otras drogas, como heroína y fentanilo, se ha vuelto común, exacerbando los riesgos y desafiando a los usuarios a identificar su presencia.

El Departamento de Justicia ha acusado a empresas chinas de suministrar materias primas para la fabricación de nitazenos a México y EU, donde cárteles y traficantes las mezclan antes de distribuirlas en las calles.

Ante los síntomas de una sobredosis, similares a otros opiáceos clásicos, como morfina y fentanilo, la rápida actuación médica es crucial. La naloxona, conocida como Narcan, se considera eficaz para revertir los efectos del nitazeno, aunque pueden ser necesarias varias dosis potentes debido a la extrema potencia de la droga.

La expansión de los nitazenos plantea una seria amenaza para la salud pública, requiriendo una respuesta urgente y coordinada de las autoridades y profesionales de la salud para abordar esta creciente crisis.

Artículo original publicado en The Conversation

En esta nota