Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Tesla

Pastelera de California exhibe a Tesla por ordenar pasteles con valor de 16 mil dólares (272 mil pesos) y cancelar justo antes de la entrega

La propietaria de la pastelería se quedó “tambaleando” tras la cancelación de último momento de Tesla; dijo que para lograr realizar en su totalidad el pedido masivo de la compañía, tuvo que cancelar otros pedidos y comprar más ingredientes.

EFE y Facebook.com/thegivingpies

CALIFORNIA, EU.- La dueña de una pastelería en California se quedó “tambaleando” después de que la empresa de coches eléctricos Tesla hiciera un pedido de pasteles por valor de 16,000 dólares (equivalente a un aproximado de 272 mil pesos mexicanos), solo para cancelarlo justo antes de que la entrega saliera por la puerta.

Voahangy Rasetarinera, propietaria de The Giving Pies en San José, recibió el pedido el Día de San Valentín de 4,000 pasteles de un representante de la compañía propiedad de Elon Musk, según le contó a NBC Bay Area.

El trabajador de Tesla supuestamente le dijo a la propietaria del negocio, que es muy popular en la comunidad de Silicon Valley, que la compañía quería que los pasteles fueran entregados la semana siguiente para un evento donde se conmemoraría el Black History Month (Mes de la Historia Negra).

También te puede interesar: Elon Musk demanda a restaurante de comida por nombrarlo ‘Pollo y Pizza Tesla’

De acuerdo con el New York Post, Rasetarinera habría enviado a Tesla una cotización, que el representante de la compañía aprobó, según aseguró la pastelera. No obstante, el proveedor de Tesla no envió el pago.

Al día siguiente, Rasetarinera dijo que preguntó a Tesla sobre la falta de pago.

Ella dijo, ‘Oh, lamento mucho que el proveedor aún no te haya pagado, creo que son algo nuevos’”, dijo Rasetarinera.

Y tengo una pregunta para ti, ¿podemos duplicar el pedido?’”

Rasetarinera aceptó, aunque su personal tuvo que trabajar a todas horas para completar el trabajo.

Tesla cancela el pedido de último momento

La propietaria de la pastelería dijo que para lograr realizar en su totalidad el pedido de Tesla, tuvo que cancelar otros pedidos y comprar más ingredientes.

Después de asumir la carga de trabajo más pesada, Rasetarinera dijo que recibió un mensaje de texto del representante de Tesla, que decía:

Desafortunadamente, parece que cambiaremos de planes y no necesitaremos este pedido. Muchas gracias por tu apoyo, lo aprecio”.

Rasetarinera dijo que su negocio sufrió una pérdida de más de 16,000 dólares como resultado de la cancelación de última hora.

“Este abrupto cambio me dejó tambaleando, dándome cuenta del alcance del impacto en mi pequeño negocio”, escribió Rasetarinera en su página de Facebook.

Había invertido tiempo, recursos y esfuerzo basándome en las garantías de Tesla, solo para quedarme en la estacada”.

Cuando preguntó a Tesla sobre la cancelación, le dijeron que la decisión venía de la alta dirección.

“El intento de echar la culpa a la alta dirección solo agravó la traición que sentí”, dijo ella.

Para mí, estaba claro que la cultura corporativa de Tesla priorizaba la conveniencia sobre la responsabilidad, sin tener en cuenta los medios de vida de los propietarios de pequeñas empresas como yo”, escribió en su página de Facebook.

También te puede interesar: Cómo China construyó el auto eléctrico BYD, el que es considerado el asesino de Tesla

En esta nota