Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / NASA

¡No llegó a la Luna! La nave espacial Peregrine vuelve a la Tierra tras un frustrado alunizaje

La compañía Astrobotic asegura que ha garantizado un reingreso seguro y controlado de la nave, que transportaba experimentos científicos de la NASA y de México

Miami, 18 enero.- La nave espacial Peregrine, que tenía como objetivo realizar el primer aterrizaje robótico lunar comercial de Estados Unidos, regresará hoy a la Tierra tras una fallida misión que duró diez días.

Peregrine, que fue lanzada al espacio el pasado 8 de enero por la compañía estadounidense Astrobotic, sufrió una fuga de combustible del propulsor que le impidió alcanzar la órbita lunar y aterrizar en la superficie del satélite.

El área de regreso está prevista para las 21:00 GMT y abarca un radio de cientos de kilómetros, con su centro ubicado a poco más de 500 kilómetros al sur-suroeste del archipiélago de Fiji, en el Pacífico Sur.

Astrobotic, la compañía estadounidense a cargo de la misión, ha colaborado estrechamente con la NASA para garantizar que el retorno de la nave, que mide 1,9 metros de alto y 2,5 metros de ancho, no represente un riesgo de escombros u otros problemas de seguridad en el área del Pacífico Sur, donde ha sido redireccionada.

“Astrobotic ha posicionado la nave espacial Peregrine para un reingreso seguro y controlado a la Tierra sobre un área remota del Pacífico Sur”, precisó la empresa.

El fallo de Peregrine ha frustrado el regreso de Estados Unidos a la Luna después de más de 50 años.

La Misión Peregrine Uno, originalmente programada para febrero, tenía como objetivo ser el primer aterrizaje robótico lunar comercial estadounidense e incluía una veintena de cargas de clientes, entre ellas cinco de la NASA para estudiar la superficie lunar, la atmósfera y el entorno de radiación.

Adicionalmente, la misión llevaba cinco rovers autónomos en miniatura de la que fue catalogada como la primera misión lunar de México, así como un pequeño vehículo explorador diseñado por estudiantes de la Universidad Carnegie Mellon y otras cargas privadas, como la de una compañía fúnebre espacial.

La misión de Peregrine era parte del programa Commercial Lunar Payload Services (CLPS) de la NASA, que busca impulsar la ciencia lunar mediante el envío de experimentos a bordo de naves espaciales comerciales.

La próxima misión del programa CLPS está prevista para febrero, cuando la empresa Intuitive Machines lanzará su módulo de aterrizaje Nova-C sobre un cohete SpaceX Falcon 9.

Tal vez te interese: SpaceX continúa con proyectos militares: lanza dron espacial con el Pentágono

En esta nota