No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Frente Nacional Anti-AMLO hace plantón en avenida Juárez para pedir renuncia del presidente

Los manifestantes advirtieron que no piensan retirarse del lugar y aseguraron que podrían llegar más personas provenientes de Chihuahua y Chiapas.

Avatar del

Por El Imparcial

Los manifestantes advirtieron que no piensan retirarse del lugar y aseguraron que podrían llegar más personas provenientes de Chihuahua y Chiapas.

Los manifestantes advirtieron que no piensan retirarse del lugar y aseguraron que podrían llegar más personas provenientes de Chihuahua y Chiapas.

CIUDAD DE MÉXICO.-Alrededor de mil 500 personas que forman parte del Frente Nacional Anti-AMLO (FRENAAA) instalaron un plantón en el Centro de la Ciudad de México para pedir la renuncia del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los manifestantes llegaron al Monumento a la Revolución alrededor de las 10:00 horas e intentaron marchar hacia el Zócalo capitalino; sin embargo, elementos de seguridad los encapsularon y no les permitieron el paso.

Ante esta situación, los integrantes de FRENAAA decidieron instalar casas de campaña que ya tenían guardadas en inmuebles cercanos y las colocaron sobre avenida Juárez, entre el Eje Central y la avenida Balderas.

Los manifestantes advirtieron que no piensan retirarse del lugar y aseguraron que podrían llegar más personas provenientes de Chihuahua y Chiapas.

Iván Mendoza, líder del movimiento en Jalisco, explicó en entrevista con EL UNIVERSAL que el plantón se quedará de manera indefinida y se tiene pensado que las personas que ayer llegaron al Centro Histórico permanezcan cinco días, para después ser reemplazadas por gente de otras partes del país.

Con gritos como “¡Fuera López! ¡Fuera López!”, los manifestantes exigían al Presidente su dimisión, al mismo tiempo que invitaban a la población a unirse al plantón. Aunque ayer los detractores del Ejecutivo sólo ocuparon un tramo de Juárez, también hablaron de su intención de extenderse en los próximos días hasta Paseo de la Reforma, una de las vialidades más importantes de la capital de la República.

De hecho, en sus redes sociales la organización recordó cómo en 2006, luego de haber perdido las elecciones presidenciales, el otrora opositor López Obrador instaló un plantón en la misma zona de la capital y por eso ahora se pretende hacer lo mismo.

El conflicto entre los policías y los manifestantes no tardó en iniciar, ya que cuando se estaban instalando las casas de campaña los elementos de seguridad recogieron algunas. Al final, la presión de los inconformes y la presencia de los medios de comunicación ayudó a que los uniformados dejaran sus pertenencias donde estaban.

Tras estos hechos, los integrantes de FRENAAA cantaron al unísono el Himno mexicano, en un intento por mostrar unión ante el cuerpo de seguridad.

“La movilización es en protesta por López Obrador, porque nos hemos dado cuenta de que su gobierno es un fracaso, en cuestión económica estamos peor que nunca, en cuestión de salud se burla de los mexicanos, realmente no está gobernando como debería”, señaló Juan Carlos Aguirre, quien aseguró haber viajado a la capital desde Guanajuato.

El manifestante aseveró que llegó acompañado de alrededor de 50 guanajuatenses, quienes hicieron sentir su inconformidad con las políticas del gobierno federal.

La diversidad cultural, económica y social de los inconformes es otro elemento que se pudo observar. Desde personas de comunidades indígenas hasta profesionistas criticaron las políticas del gobierno federal.

Grupos provida también acudieron a la cita para exigir la prohibición del aborto. Incluso los integrantes de este sector por momentos se arrodillaban y, con la imagen de la Virgen de Guadalupe, comenzaban a orar para que su petición se cumpliera.

A diferencia de las veces pasadas, en esta ocasión FRENAAA hizo su manifestación a pie y no en automóviles. Los carros habían sido utilizados con anterioridad para evitar contagios de Covid-19, pero ahora se implementaron otros mecanismos, por ejemplo, el uso de cubrebocas y las casas de campaña se colocaron a un metro de distancia.

Por ahora, los manifestantes dijeron estar conformes con colocarse frente al Palacio de Bellas Artes, aunque lamentaron que los policías de la Ciudad de México no les hayan permitido el paso a la Plaza de la Constitución, un lugar donde ayer se celebró la ceremonia para recordar a los fallecidos de los terremotos del 19 de septiembre de 1985 y 2017.

“Lo que pretendemos es que renuncie López Obrador [porque] no ha tenido la capacidad de ser Presidente de este país, nos está destruyendo, está acabando con las empresas y le quita su dignidad a la gente dándoles unos pesos”, dijo María Guadalupe.

En esta nota

Comentarios