Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Inflación

Crimen organizado impulsa el alza del precio del limón: Extorsiones paralizan la producción en Michoacán, denuncian

La consecuencia directa es una cadena de extorsiones que impacta en cada eslabón productivo, desde los agricultores hasta los empacadores y, finalmente, los consumidores.

MICHOACÁN.-El mercado del limón en México se encuentra bajo la sombra de una amenaza: el crimen organizado.

Expertos económicos han identificado múltiples causas detrás del aumento generalizado de precios, pero en un caso particular, las extorsiones y la violencia están desempeñando un papel crucial en el alza de los precios del limón en el país, según dice un reportaje en el noticiero de Ciro Gómez Leyva.

La situación se vuelve palpable al observar el ejemplo concreto de Michoacán, el epicentro de la producción de limón de alta calidad en México, indican.

En semanas recientes, los consumidores han sido testigos de un dramático aumento en el precio del limón, llegando a alcanzar hasta 40 pesos por kilo en las tiendas de autoservicio de la Ciudad de México.

El problema radica en que la producción de limón de calidad se ha visto seriamente limitada. La región de Apatzingán, en Michoacán, responsable del 70% del suministro nacional y un volumen considerable para la exportación en todo el continente, se encuentra en manos de grupos violentos que controlan el valle.

La consecuencia directa es una cadena de extorsiones que impacta en cada eslabón productivo, desde los agricultores hasta los empacadores y, finalmente, los consumidores.

¿Cómo es la amenaza del crimen organizado?

Las tácticas del crimen organizado son claras: imponen cuotas y precios arbitrarios a lo largo de la cadena, ejerciendo un control absoluto sobre la producción.

Con la premisa de mantener el sistema en "funcionamiento", estos grupos manipulan los precios para maximizar sus ganancias, llegando incluso a amenazar de manera directa a quienes desafían sus demandas.

La voz de un líder criminal, transmitida por WhatsApp, se ha convertido en ley en esta región, donde el corte de limón está bajo su férreo control, afirma el reportaje.

El precio exorbitante de 67 pesos por kilo, establecido arbitrariamente por estos grupos, no solo considera el costo de producción, sino que también incluye una utilidad extraordinaria que va directamente a las manos del crimen.

En semanas recientes, una nueva extorsión elevó el chantaje a los productores a niveles insostenibles, de 30 centavos a un peso por kilo de limón cosechado y empacado.

Esta acción amenaza directamente a una industria vital para 40,000 familias que dependen de ella para su sustento.

A pesar de los esfuerzos de la autoridad municipal, estatal y federal para mantener la seguridad y patrullar la región, la influencia del crimen organizado parece ser incuestionable.

Aunque los productores de limón han denunciado las amenazas y extorsiones ante la fiscalía de justicia de Michoacán, el control y la violencia persisten, dejando a los productores y a la población local atrapados en una situación desesperante.

En esta nota