No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

CARTA: Mujer se despide de sus seres queridos durante balacera en Culiacán

Le tocó estar en medio del encuentro armado.

Avatar del

Por El Imparcial

Mujer lamenta situación en Culiacán.(Twitter)

Mujer lamenta situación en Culiacán. | Twitter

CULIACÁN, Sinaloa.- La tarde del pasado jueves, ciudadanos de Culiacán experimentaron miedo, pánico y terror luego de que se generara un encuentro armado a plena luz del día.

Videos, fotografías y relatos inundaron inmediatamente las redes sociales, dando a conocer así la situación que se vive en Culiacán, tal como lo hizo una mujer a través de una página de Facebook llamada: Sin Previo Aviso.

La mujer comienza a contar lo que describe como el peor día de su vida al asegurar que le tocó estar en medio del tiroteo.

‘‘Me tocó estar en el mero nido de las balas, justo donde se estaban disparando marinos vs narcos, real en medio del enfrentamiento EN MEDIO. Sentía mi carro temblar, no sé como logré entrar abajo del volante, hice llamadas para decirles que los quería, para decirles que eso era una pesadilla, que ya quería que se terminara, que tenía mucho miedo, que probablemente no saldría viva de eso’’, señala.

La mujer continúa comentando que pensó que se trataba de una balacera de 10 minutos, sin embargo, fueron 2 horas en las que tuvo de resguardarse debajo de su asiento y el volante.

‘‘Me sentí morir, temblé de miedo, entré en crisis y me desmayé y volví a despertar. asomaba un poco la cabeza por la ventana y miraba a los marinos estacionados a un lado mío tirados en el suelo, con sus armas, resguardándose, tal cual una guerra como las películas o PEOR’’.

Explica que llegó un momento en que las balas cesaron por 15 minutos, la mujer pensaba que ya habría terminado. Sin embargo, volvió a escuchar tales estruendos de lo que asegura eran distintas armas de alto calibre.

Con cuerpos tirados a tan sólo metros de ella, su familia trataba de tranquilizarla por medio de una llamada telefónica, quienes le aconsejaban pedir ayuda a un marino.

‘‘Me decía que les pidiera ayuda a los marinos porque quizá no me habían visto (y así fue, no sabían que yo seguía ahí) pero cada que intentaba asomarme se dejaba venir una guerra y hecha bolita me puse a ver mi vida pasar por segundos... realmente vi un resumen y pensé: no manches no me quiero morir. Se me descargó el cel, no me podía comunicar, a todos los que les avise los tenía vueltos locos’’.

Su terror terminó cuando fue vista por un soldado, quien dice le ayudó a bajarse del carro para resguardarla en un establecimiento.

‘‘Me metió a un establecimiento donde había mucha gente resguardada, llorando, desmayándose, hablando por teléfono, y yo sin pila, en shock, cuando de repente se deja venir otra ola de balazos. Me prestaron un cargador y con ese 1% pude decirles que ya está a “salvo” o medio a salvo. Cuando vi que mi papás fueron por mi agradecí tanto a la vida el poder volverlos a ver’’.

La mujer termina su carta detallando la mala situación en la que se encuentra su estado y lo lamentable que es que haya personas de ‘‘idolatran’’ al narco.

En esta nota

Comentarios