No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Acusa FBI a Emma Coronel de ser "representante" de "El Chapo" ante Cártel de Sinaloa

De acuerdo con la declaración jurada del agente McGuire, la esposa de Guzmán Loera transmitía mensajes a nombre del capo para que el Cártel siguiera sus actividades.

Avatar del

Por El Universal

Acusa FBI a Emma Coronel de ser "representante" de "El Chapo" ante Cártel de Sinaloa

Acusa FBI a Emma Coronel de ser "representante" de "El Chapo" ante Cártel de Sinaloa

NUEVA YORK, Manhattan.- De acuerdo con la Oficina Federal de Investigaciones estadounidense (FBI, por sus siglas en inglés), Emma Coronel, esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, se convirtió en la “representante” de su marido al frente del Cártel de Sinaloa.

Conforme a la declaración jurada del agente del FBI, Eric S. McGuire, quien encabezó la investigación realizada contra Coronel, entre 2012 y 2014 la exreina de belleza transmitió mensajes a nombre de Guzmán Loera para que el Cártel continuara con sus actividades de narcotráfico.

Dicho periodo coincide con los dos primeros años del sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando Guzmán Loera fue uno de los objetivos prioritarios del gobierno federal en la lucha contra el narcotráfico.

“De 2012 a 2014 Coronel transmitió mensajes en nombre de Guzmán para promover actividades de narcotráfico mientras que Guzmán intentaba evitar la captura por parte de las autoridades mexicanas”, señala el documento adjunto al anuncio del Departamento de Justicia estadounidense a través del cual dio a conocer que este lunes la esposa del “Chapo” fue detenida en ese país.

“En febrero de 2014, Coronel continuó entregando mensajes que recibió de Guzmán durante sus visitas a la prisión, que no fueron monitoreadas por las autoridades mexicanas”.

Emma Coronel será presentada ante una Corte de Distrito para el Distrito de Columbia donde es requerida por cargos de narcotráfico.

Según la investigación del FBI, la mujer de “El Chapo” no sólo tomó su representación al frente del Cártel sino que le ayudó a fugarse del Altiplano en el año 2015.

Coronel visitó a Guzmán en la prisión del Altiplano en múltiples ocasiones tras su detención el 22 de febrero de 2014, según el agente McGuire.

Como parte de sus investigaciones, el agente tuvo acceso a una carta en la que “El Chapo” envió instrucciones detalladas para las operaciones del Cártel y la forma en que Coronel, sus hijas y los otros hijos de Guzmán Loera, Ovidio, Iván, Joaquín y Alfredo, debían organizarse para mantenerse unidos.

Luego de una de las visitas al Altiplano, Emma Coronel se comunicó con un exintegrante del Cártel, actualmente testigo colaborador de EU, para solicitar su ayuda y concretar la fuga de Guzmán de Altiplano.

Del operativo de fuga, a través de un túnel subterráneo y ejecutado en el año 2015, también supieron los hijos del líder del Cártel, Iván, Alfredo, Ovidio y Joaquín quienes recibieron instrucciones de Emma Coronel para participar en el plan de escape.

“Estuvieron de acuerdo en organizar la construcción de un túnel subterráneo vinculado al Altiplano para facilitar la fuga de Guzmán de la prisión”, señala la declaración del agente.

“Todos entendieron que el propósito de facilitar la fuga de Guzmán era prevenir su extradición a los Estados Unidos y asegurar su control continuo sobre el Cártel de Sinaloa y sus actividades de narcotráfico”.

El testigo colaborador declaró que Emma Guzmán solicitó a los hijos de Joaquín que compraran el terreno por el que su papá salió del Altiplano, armas de fuego y un camión blindado.

“También discutieron la necesidad de llevar un reloj GPS a Guzmán en prisión para poder precisar su paradero exacto para construir el túnel con un punto de entrada accesible para él”, señala el documento.

Posteriormente el testigo colaborador se reunió con la esposa e hijos de Guzmán Loera para concretar el plan de escape y para que Emma Coronel enviara las actualizaciones necesarias a su esposo.

“Los hijos de Guzmán informaron que su padre podía oír la construcción del túnel y que la fuga sería un sábado o domingo porque no hay funcionarios o visitantes en la cárcel esos días”, relató el testigo colaborador.

El 11 de julio de 2015, Guzmán Loera escapó del Altiplano y permaneció prófugo hasta el 8 de enero de 2016 cuando fue recapturado y se le internó nuevamente en el penal de Almoloya desde donde intentó escapar una segunda vez.

“Coronel proporcionó al testigo colaborador aproximadamente 100 mil pesos y le instruyó comprar un inmueble en las cercanías de la cárcel del Altiplano y que recibiría más dinero dependiendo del costo de la propiedad.

“Finalmente el testigo colaborador recibió un total de un millón de pesos para apoyar este plan de escape”, señaló el agente.

Sin embargo, Guzmán Loera fue trasladado al penal de Ciudad Juárez desde donde Emma Coronel y los abogados del capo buscaban facilitar su regreso a Almoloya para ejecutar el segundo plan de escape.

“El testigo colaborador declaró que fueron pagados aproximadamente dos millones de pesos al funcionario mexicano que supervisaba las cárceles mexicanas para facilitar el traslado de Guzmán”, señala.

“Guzmán nunca fue trasladado fuera de la prisión de Ciudad Juárez, pues fue extraditado a Estados Unidos desde esa instalación el 19 de enero de 2017”.


 
 

 
En esta nota

Comentarios