Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Carlos Ahumada

¿Por qué una juez del poder judicial frenó la captura de Carlos Ahumada?

Ahumada demandó al PRD por el pago de 520 millones de pesos.

¿Por qué una juez del poder judicial frenó la captura de Carlos Ahumada?

CIUDAD DE MÉXICO.-Una juez federal ha concedido una suspensión provisional al empresario argentino Carlos Ahumada Kurtz, evitando así su recaptura tras la reactivación de la orden de reaprehensión emitida en su contra en octubre de 2019. Esta decisión se deriva de una demanda de amparo interpuesta por Ahumada contra cualquier orden de detención y la reanudación de su captura.

La titular del Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México, María del Carmen Sánchez Cisneros, dictaminó que Ahumada debe quedar a su disposición en cuanto a su libertad personal, mientras que el procedimiento penal continuará bajo la jurisdicción del juez de la causa, ya que este es insuspendible.

Sánchez Cisneros argumentó que la reactivación de la orden de captura no afecta de manera flagrante e inmediata ningún derecho fundamental de Ahumada que deba protegerse de inmediato. Por tanto, la restauración de los derechos presuntamente afectados se evaluará al dictar sentencia ejecutoria en el juicio de amparo.

La juez justificó la suspensión provisional indicando que esta medida no perjudica al interés social ni contraviene disposiciones de orden público. De no otorgarse la suspensión, se causarían daños y perjuicios de difícil reparación al promovente del amparo.

Para mantener la vigencia de la medida cautelar, Ahumada, quien actualmente se encuentra en Argentina, deberá pagar una garantía de 79 mil 500 pesos.

¿Quién es Carlos Ahumada y por qué amenazó a AMLO?

Carlos Agustín Ahumada Kurtz es un empresario argentino conocido en México por su relación con Rosario Robles, exfuncionaria encarcelada, y por los videoescándalos de 2004, en los que se reveló a funcionarios públicos recibiendo sobornos. Además, Ahumada adquirió los equipos de fútbol León y Santos Laguna, que enfrentaron crisis económicas tras su detención por lavado de dinero.

En 2004, Ahumada entregó dinero a René Bejarano, líder de los diputados locales del PRD, quien fue grabado recibiendo fajos de billetes. Bejarano afirmó que el dinero era para apoyar campañas del PRD y que lo recibió por órdenes de Rosario Robles. Otros involucrados fueron Carlos Imaz y Ramón Sosamontes, aliados de Robles.

Ahumada fue acusado de fraude y huyó a La Habana, donde fue detenido y deportado a México en abril de 2004. Estuvo encarcelado por irregularidades en un contrato de 31 millones de pesos con la delegación Gustavo A. Madero. Rosario Robles y la esposa de Ahumada, Cecilia Gurza, lo visitaron en prisión, siendo esta la última vez que Robles lo vio.

En 2014, Ahumada demandó al PRD por el pago de 520 millones de pesos, correspondientes a una deuda de 200 millones de pesos que había prestado durante la presidencia de Robles para fortalecer sus campañas políticas.

Temas relacionados