Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Sonora

Sonorense Gabriel Cuén murió atacado con una AK-47 por ranchero de Arizona; estallan críticas a Ley fronteriza

El ranchero estadounidense negó la culpa de matar a disparos al sonorense y aún espera juicio; republicanos buscan legalizar estas acciones contra migrantes.

El Sonorense Cuen-Buitimea había entrado de forma ilegal en Estados Unidos varias veces hasta que fue baleado de muerte.

ARIZONA, Estados Unidos.- El caso de Gabriel Cuen ha conmocionado a la comunidad fronteriza entre México y Estados Unidos. Gabriel, un migrante mexicano de 48 años, perdió la vida en circunstancias trágicas en un rancho en Kino Springs, Arizona.

La bala que acabó con su vida fue disparada desde un fusil AK-47, atravesando su espalda y saliendo por el lado izquierdo de su pecho, según la autopsia.

El propietario del rancho, George Alan Kelly, enfrenta cargos de asesinato en segundo grado y ataque con agravantes. El granjero estadounidense, de 74 años, se declaró inocente de los cargos y el juicio está programado para el 6 de septiembre.

¿Cómo fue el ataque donde murió el sonorense Gabriel Cuén?

Las versiones sobre lo sucedido difieren. Según los fiscales, un grupo de migrantes indocumentados cruzaba el rancho de Kelly cuando este disparó al menos 8 rondas de su fusil AK-47 sin previo aviso, alcanzando fatalmente a Gabriel. Sin embargo, la defensa sostiene que Kelly vio a un grupo de mexicanos, aparentemente miembros de un cartel, que intentaban dispararle con fusiles AK-47. Kelly disparó para asustar a los invasores, apuntando por encima de sus cabezas. La defensa argumenta que Gabriel podría haber pertenecido a un cartel rival y que fue otro miembro de esa organización quien le disparó.

La víctima, Gabriel Cuen Buitimea, era padre de 7 hijos y provenía de Buaysiacobe, un pueblo de campesinos en el sur del estado mexicano de Sonora. Su muerte ha intensificado las críticas a la política fronteriza y plantea preguntas sobre quién era realmente este hombre y por qué ingresó de forma irregular a EU. ¿Era un migrante económico o tenía vínculos con el crimen organizado? La respuesta podría arrojar luz sobre la tragedia y sus implicaciones.

El Imparcial: imagen de artículo

Cuén es originario de Buaysiacobe, un pueblo de campesinos de poco más de 4 mil habitantes en el sur del estado mexicano de Sonora, a unas 8 horas por carretera de la frontera con Estados Unidos.

Ranchero de Arizona rechaza culpabilidad en caso del sonorense

George Alan Kelly rechazó en enero el acuerdo de culpabilidad que le ofrecía la fiscalía y que que, de declararse culpable, habría reducido los cargos en su contra a uno por homicidio negligente, según reportó el diario Arizona Republic.

La propuesta de Heaps ha surgido en un momento crucial, justo antes de que los tribunales de Arizona se dispongan a llevar a cabo un juicio que captará la atención nacional.

George Alan Kelly, un ranchero de 73 años, enfrentará cargos de homicidio en segundo grado el 21 de marzo. En enero de 2023, Kelly disparó contra un grupo de migrantes que cruzaba su rancho en las afueras de Nogales, Arizona. Trágicamente, en ese incidente perdió la vida Gabriel Cuen Buitimea, un mexicano de 48 años.

El Ganadero de Arizona George Kelly rechaza acuerdo por matar a un migrante cerca de la frontera entre EU y México.

El juicio ha generado controversia debido a que el año pasado, un juez redujo el cargo por el cual será juzgado el ranchero. En lugar de ser acusado de homicidio premeditado, como había propuesto el Consulado mexicano, Kelly ahora enfrenta la acusación de homicidio no premeditado, lo que evita la pena de muerte.

La titular de protección consular de México, Vanessa Calva, ha expresado que su país considera que los cargos de homicidio premeditado describen con mayor precisión las circunstancias de la muerte del inmigrante. Según Calva, Cuen Buitimea estaba desarmado, huía y no representaba una amenaza para el agresor ni su familia. A pesar de esto, fue baleado por la espalda con un fusil AK-47.

Los fiscales argumentan que Kelly, quien espera el juicio en libertad tras pagar la fianza, actuó movido por el racismo. Por otro lado, algunos republicanos, influenciados por el radicalismo de Trump, ven al granjero como un héroe que defendió el territorio estadounidense de los invasores.

El proceso judicial, que se había pospuesto debido a una serie de mociones en los tribunales, finalmente se llevará a cabo esta primavera. Esto coincide con la campaña electoral, donde la inmigración desde México es una de las preocupaciones más apremiantes para los votantes.

Republicanos proponen “matar migrantes” en Arizona

Los congresistas estatales republicanos de Arizona han propuesto una medida controvertida: legalizar la “cacería de inmigrantes”. Esta iniciativa surge tras la adopción de la teoría conspirativa del futuro candidato presidencial Donald Trump, quien sostiene que Estados Unidos enfrenta una “invasión” desde México y que es necesario defender al país, incluso a tiros.

El proyecto de ley, que se espera sea aprobado por ambas cámaras del Congreso de Arizona, busca modificar la Ley House Bill (HB 2843). Actualmente, esta ley permite a los dueños de ranchos disparar si un intruso penetra en el interior de su casa. Sin embargo, la nueva ley ampliaría este derecho, permitiendo abrir fuego contra cualquier persona que se encuentre dentro de su territorio, sin delimitaciones claras.

El Imparcial: imagen de artículo

El legislador republicano Justin Heap, autor de esta polémica propuesta, planteó la cuestión ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes en el Congreso de Phoenix. Su argumento es el siguiente: si un granjero es dueño de un rancho de 4 mil hectáreas, ¿debería poder acercarse a alguien en su propiedad y expulsarlo, incluso si su casa está a dos kilómetros de distancia?.

La intención de Heap es corregir un vacío en la normativa actual que ha llevado a un “creciente número de inmigrantes y traficantes de personas” a moverse por ranchos y granjas sin restricciones claras. Sin embargo, la gobernadora demócrata del estado, Katie Hobbs, ha prometido vetar la ley si es aprobada por el Senado estatal.

Este debate se produce en un momento en que la inmigración se ha convertido en una preocupación central para muchos estadounidenses, y la teoría de extrema derecha del “gran reemplazo” está ganando terreno, falsamente alegando que los inmigrantes de otras razas y culturas están reemplazando a los “verdaderos nativos”: los blancos cristianos.

Este contexto se entrelaza con el caso del granjero George Alan Kelly, quien enfrenta un juicio por homicidio en segundo grado. Kelly, de 73 años, será juzgado por disparar y matar a un mexicano, Gabriel Cuen Butimea, con un fusil AK-47 en su rancho. La controversia en torno a la propuesta de Heap se intensifica en este contexto judicial.

En esta nota