Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Gobierno de Mexico

Sospechas de Quadri, Clouthier y Belaunzarán por muerte de Carlos Urzúa provocan polémica

La muerte del exsecretario de Hacienda de AMLO, se convierte en el foco de especulaciones por parte de políticos opositores.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los políticos Gabriel Quadri, Manuel Clouthier y Fernando Belaunzarán, todos opositores al gobierno del presidente López Obrador, compartieron en sus redes sociales especulaciones sobre la muerte de Carlos Urzúa, exsecretario de Hacienda y miembro del war room de Xóchitl Gálvez.

Se sugirió que su fallecimiento podría ser similar al de Alexei Navalni, un disidente ruso recientemente fallecido, donde se ha denunciado la intervención abierta del régimen de Vladimir Putin. A pesar de que Belaunzarán retrocedió en sus comentarios, Quadri y Clouthier mantuvieron sus sospechas y críticas.

Urzúa fue el primer secretario de Hacienda del presidente López Obrador, pero después rompió con su gobierno y se convirtió en un crítico importante, desde su espacio en El Universal.

Según información proporcionada por la policía de la Ciudad de México en un comunicado, una empleada de la casa de Urzúa escuchó un ruido y encontró al economista tirado con sangre en la cabeza.

Declaraciones de los políticos

Quadri tuiteó lo siguiente en su cuenta personal:

Terrible noticia la muerte absurda de Carlos Urzúa. Mis profundas condolencias. Economista brillante e íntegro, opositor vehemente e incómodo. ¿Acción putinesca del Régimen? Debe esclarecerse de inmediato...”

Manuel Clouthier también desató polémica al presumir que ha habido muertes “sospechosas” en el sexenio de López Obrador.

Te puede interesar: Carlos Urzúa: Médico dice que fue muerte natural

Belaunzarán subió un mensaje que luego borró en la misma red social que decía lo siguiente: “Estoy consternado por la repentina muerte de Carlos Urzúa, primer secretario de Hacienda de AMLO y uno de los más lúcidos e informados críticos de su gobierno. Espero de (sic) aclaren los motivos de su fallecimiento, pero no puedo evitar pensar en Putin. No digo más”.

Después escribió:

Borré un tuit en el que expresaba mi consternación por la repentina muerte de Carlos Urzúa. No hice ninguna acusación, pero en el estupor mencioné imprudentemente a un infame personaje que se me vino a la mente, lo cual podría dar pie a especular. Lo hago por respeto a su familia”.

En esta nota