Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Animales endémicos

¿Por qué se celebra el Día Nacional del Ajolote?

Este 1 de febrero se conmemora a este anfibio neoténico, que tiene el genoma más grande conocido y que solo vive en los canales de Xochimilco.

Ciudad de México.- El Día Nacional del Ajolote es una celebración que se realiza cada 1 de febrero desde el año 2018, cuando el Senado de la República lo declaró oficialmente. El objetivo de esta fecha es reconocer la importancia de este anfibio endémico de México, que tiene un gran valor cultural, ecológico y científico.

El ajolote (Ambystoma mexicanum) es una especie neoténica, es decir, que conserva sus características larvarias durante toda su vida. Puede respirar por la piel, los pulmones y las branquias, y tiene una impresionante capacidad para regenerarse, incluso tejidos como los ojos, el cerebro y el corazón. Su nombre proviene del náhuatl Xólotl, que era la deidad de la muerte y la resurrección.

De acuerdo a fuentes de la UNAM, el ajolote es originario de los lagos de la cuenca de México, pero actualmente solo se encuentra en los canales de Xochimilco, donde está en peligro crítico de extinción por la pérdida de hábitat, la contaminación y la introducción de especies invasoras. Por lo anterior, es necesario protegerlo y concientizar a la sociedad sobre su importancia.

El Ajolote, un tesoro de la biodiversidad mexicana

Datos curiosos sobre el Ajolote

  • Según el medio Descubre en México, el ajolote tiene el genoma más grande registrado por la ciencia, con 32 mil millones de pares de bases de ADN, mucho más que los humanos.
  • El ajolote es una larva que no finaliza su metamorfosis, por lo que conserva sus características juveniles durante toda su vida. Esto se llama neotenia.
  • El ajolote puede ser albino, es decir, sin pigmentación en la piel. Esto se debe a una mutación genética que afecta la producción de melanina.
  • El ajolote tiene pulmones, pero no los usa para respirar. Prefiere usar sus branquias y su piel para absorber el oxígeno del agua.
  • El ajolote es un depredador voraz que se alimenta de peces, crustáceos, moluscos, larvas e incluso otros ajolotes más pequeños. Tiene unos dientes diminutos que le sirven para sujetar a sus presas, pero no para masticarlas.
  • El ajolote se adapta bien al cautiverio, siempre que se le proporcione un ambiente adecuado, una dieta variada y una buena calidad del agua. En cautiverio puede vivir hasta 15 años.
  • El ajolote es una especie en peligro crítico de extinción, debido a la destrucción de su hábitat natural, la contaminación del agua, la introducción de especies invasoras y la caza furtiva. Se estima que quedan menos de 1200 ejemplares en libertad.

En esta nota