No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

“Ser mamá”: un trabajo lleno de amor y compromiso

Motivada por el amor de su hijo, Nayeli comentó que combinar el ser enfermera con el rol de madre es una de las experiencias más gratificantes en su vida.

Avatar del

Por Raymundo García

Nayeli quien expuso que aunque su trabajo le demanda mucho de su tiempo, procura estar atento a las necesidades de su hijo.(Archivo)

Nayeli quien expuso que aunque su trabajo le demanda mucho de su tiempo, procura estar atento a las necesidades de su hijo. | Archivo

Comprometida con su profesión pero sobre todo con el rol de ser madre, es como trabaja Nayeli del Real Hernández, enfermera general en el área Covid-19, quien día a día pone a prueba su resistencia y valentía en el hospital.

La joven madre quien indicó que ser enfermera en medio de una pandemia, ha representado para ella todo un reto, comentó que saber que en casa lo espera su pequeño Khaled de 7 años de edad, le ha podido inyectar todo el ánimo suficiente para enfrentar sus miedos.

“Esto del covid nos tomó por sorpresa a todos, y uno como enfermera debe estarse cuidando todo el tiempo más allá de este virus, pues tratamos con mucha gente todo el tiempo y cuando empecé yo tenía a mi hijo recién nacido”.

“Así que al principio pues tenía que tomarme el tiempo para amamantarlo en el ratito que tenía disponible en el hospital, pues considero que jamás tenemos que dejar el lado maternal, pues así es como podremos lograr una conexión con nuestro hijo”.

COMUNICACIÓN CON LOS HIJOS

Nayeli quien expuso que aunque su trabajo le demanda mucho de su tiempo, procura estar atento a las necesidades de su hijo, explicando que con Khaled en todo momento platicó en que consistía su profesión.

Señaló que antes de la pandemia, Khaled ya le cuestionaba sobre que era ser enfermera, haciendo que ella con amor y paciencia le pudiera explicar el proceso que es cuidar de la vida de los demás.

“Khaled cuando llegó del hospital me pregunta si hoy atendí a algún niño o a un abuelito, es muy curioso y a mí me encanta platicarle lo que hice, pues los niños entienden y miran todo lo que hacen sus padres”.

“Por lo que a mí me gusta que el aprenda que hago, ya que de esa manera comprenderá las ocasiones en las que quizás tenga que pasar un poco más de tiempo en el hospital”.

“Y pues de esa manera él también ha entendido de que siempre tenemos que estar limpios los que estamos en un hospital, que atendemos enfermos, haciendo que a veces él juegue a que es enfermero o doctor, pues a final de cuentas somos un ejemplo para ellos”, comentó.

MOMENTO DE PANDEMIA

Nayeli quien ahora nos mostraba las fotos de ella y el pequeño Khaled, indicó que al momento de llegar la pandemia a la ciudad y ante el desconocimiento de la situación, decidió proteger a su hijo mandándolo a Nayarit con familiares, pues era uno de los puntos con menos incidencia de casos activos.

“Al principio no sabíamos a que nos estábamos enfrentando entonces lo primero que pensé fue en proteger a mi hijo ya que yo iba a estar muy expuesta al virus todo el tiempo y yo no quería que le pasara algo”.

“Y sé que no fui la única, muchos compañeros nos tuvimos que alejar de nuestros hijos y tuvimos que aprender a no escucharlos, mirarlos, sonreír con ellos por al menos por un tiempo” “Así que yo decidí mandarlo con sus abuelos, lo cual me generaba tranquilidad, sabiendo que él estaría a salvo, pero pues como todo, lo fui extrañando mucho, ya que veía sus cosas, sus juguetes y ropa, lo quería ver de vuelta”, mencionó.

ESFUERZO Y COMPROMISO

La joven enfermera la cual seguía narrando lo difícil que fue el desprendimiento temporal de su hijo, señaló que lograba enfrentarlo al saber que su trabajo estaba siendo requerido y que todo lo que ella hace, es por el bien de su hijo.

“Tengo que admitir que me ponía triste, a veces no quería ir a trabajar, llegué a escuchar de personas que renunciaron a su empleo porque ya no podían estar con su familia y cuidarla”.

“Pero en nuestro caso no podíamos hacerlo, necesitamos estar en el frente, lo cual también hacia que cuando hablaba con mi hijo por videollamada, me sintiera con fuerza y energía de que todo lo que estaba haciendo es por él y siempre para él”.

“Así que escucharlo decir mamá termina pronto con el coronavirus que ya quiero verte, me levantaban el ánimo y continuaba con mayor fortaleza mi trabajo”, expresó.

AMOR INCONDICIONAL

Nayeli quien ahora nos mostraba con una sonrisa el hecho de que próximamente vería de nuevo a su hijo, indicó que los meses de angustia serían transformados en alegría, pues el amor de madre siempre será incondicional.

“Saber que ya estoy a días de verlo me hace sentir muy feliz, pues me tocó ver casos de pacientes que ya no alcanzaron a despedirse de sus familias, lo cual me hacía pensar en mi hijo y que sabía que yo aún tengo la posibilidad de verlo y abrazarlo”.

“Por lo que considero que sea cual sea el trabajo que tengamos, jamás debemos descuidar a nuestra familia, pues siempre será lo más importante, como lo es para mí Khaled, quien me cuenta que ya lee más rápido y está creciendo cada vez más”.

“Así que este día de las madres, procuren pasarlo en familia, abracen a los suyos, yo no era así, pero ahora más que nunca valoro más la vida, y sobre todo el poder tener a mi gran motor que es mi hijo Khaled”, expresó.

En esta nota

Comentarios