Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

Buen Fin

Vacuna contra el Covid-19

Ayuntamiento de Mexicali

Contaminación Mexicali

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sobrevivientes a cáncer de mama piden prontitud en atención médica

Dos sobrevivientes compartieron sus experiencias, con el fin de concientizar tanto a mujeres como sociedad, sobre la mortal enfermedad.

Avatar del

Por Nicolle De León

Sobrevivientes a cáncer de mama piden prontitud en atención médica(Nicolle De León)

Sobrevivientes a cáncer de mama piden prontitud en atención médica | Nicolle De León

Mirando al pasado, algunas de las sobrevivientes al cáncer de mama coinciden que una pronta atención del sector salud, hubiera facilitado su camino a lo largo de la travesía de un diagnóstico positivo a la enfermedad que representa una de las primeras causas de muerte.

En el marco del mes que conmemora la lucha contra el cáncer de mama, dos sobrevivientes compartieron sus experiencias, con el fin de concientizar tanto a mujeres como sociedad, sobre la mortal enfermedad.

Anael Cipradis, compartió que al ser diagnosticada con cáncer de mama, tuvo que recurrir a un hospital privado para retirar el tumor a tiempo, ya que la institución que le brindaba la seguridad social, le ofrecía una cita dentro de varios meses.

“Yo me atendí primero en el seguro, y de ahí me operé con particular, porque necesitaba mayor rapidez, el seguro tarda mucho en hacerte todos tus estudios, programarte las operaciones”, comentó,

“Lo que sí, ya operada, fui al seguro con todos mis papeles e inmediatamente me dieron mi quimioterapia”, mencionó la sobreviviente al cáncer de mama.

Anael compartió que su hermana falleció por cáncer de mama, por lo que ella es muy rigurosa con su exploración y sus chequeos rutinarios, esto la llevo a sospechar de una bolita en su seno a tiempo.

“Me sentí una bolita cuando me estaba bañando, fui con la doctora, me hicieron análisis y salió que era una bolita a la que se le debía hacer una biopsia, salió positiva a cáncer, hice todos los trámites y me operaron hace cuatro años”, relató.

Te puede interesar: Realizan caravana para concientizar sobre cáncer de mama

“En ese momento sí se sorprende uno, se asusta, pero ya estando con el doctor y siguiendo las recomendaciones y pláticas, pues ya, a lo que sigue, no hay que estar deprimidas ni nada, conscientes de que uno debe atenderse lo más rápido posible”, comentó.

“Lo más difícil es comunicárselo a la familia, mi esposo, mis hijas, mi mamá, mi mamá, de hecho una de mis hermanas ya había fallecido de cáncer de pecho, por eso ya teníamos el antecedente”, declaró.

“Me opere por fuera porque en el seguro me dijeron que no había citas hasta para dentro de cuatro meses, y esto es rápido, debes de atenderlo lo más rápido posible, no es de esperarse”, abundó.

El día en que a Anael le informaron que ya no había rastro del cáncer, se fue a celebrar con su familia a la Playa de Ensenada.

“Muy contenta, muy alegre toda la familia, pero debo seguir con chequeos, debo seguir cuidándome y revisándome cada seis meses me hacen estudios para prevenir que no regrese”, declaró.

EL DÍA MÁS FELIZ DE MI VIDA

El día más feliz en la vida de Anabel Barrera Castro, fue cuando le confirmaron que su cuerpo ya no tenía rastro de cáncer, para ello, pasó por un difícil tratamiento, en el que coincide que hubiera sido mejor que el sector salud actuará de forma más oportuna.

“Fue uno de los días más felices de mi vida, vuelves a la vida, el alma te regresa al cuerpo, lo celebré con mi familia, todos ellos siempre estuvieron al pendiente conmigo”, describió.

“Puede mejorar el servicio médico, la gente no se muere por el cáncer, se muere por la atención médica, si me hubiera atendido con ellos, hubiera tardado un año en que me quitaran el tumor, me lo hice en particular, porque la espera de uno, dos, seis meses, es fatal”, explicó.

“Cada año me hacía mi examen de mamografía, me detectaron un tumorsito, me dijeron que tenía cáncer y en menos de una semana me estaban operando, me quitaron un pecho, me tuve que ir a Obregón a hacerme las quimios, porque en el seguro social no había servicio”, comentó.

“Terminé mis terapias en enero, solo me dieron cuatro porque gracias a Dios lo detectamos a tiempo y aquí estoy”, compartió.

La sobreviviente describió como horrible el momento en que le informaron que tenía cáncer, porque para ella la palabra cáncer es sinónimo de muerte, pero el apoyo de su familia fue la base para salir adelante.

“El ánimo tiene mucho que ver y nunca me deje caer, mis hijos, mi familia, mis hermanas, mi mamá, hacen que te sientas animada y con ganas de curarte, conocí a muchas personas en las quimioterapias y me decían que el ánimo es algo que te ayuda mucho”, dijo.

“Lo más difícil fue el tratamiento es pesadísimo, las quimioterapias son horribles, le estás metiendo veneno a tu cuerpo, los estragos que te deja, todavía sigo luchando porque son cinco años de tratamiento después de terminar las quimios, hay días buenos y malos”, reconoció.

Anabel no tenía algún antecedente de cáncer de mama en su familia, aun así todos los años se realizaba sus revisiones rutinarias, y eso la llevó a una detección oportuna. 

En esta nota

Comentarios