No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Luis González, un buscador de oportunidades

Avatar del

Por Raymundo García

Luis González, un buscador de oportunidades

Luis González, un buscador de oportunidades

“Trabajé 17 años como taquero y ahora nada, es una situación difícil pero no dejo de buscarle”, comentó Luis González de 37 años de edad, quien actualmente usa el refugio temporal como un lugar de descanso.

Ante esto, y con apenas mes y medio de haber perdido parte de su estabilidad familiar, su vida actualmente se mira incierta pues a falta de techo, busca trabajos como velador para poder resguardarse.

Inicios

“Empecé a trabajar cuando estaba chico, a los 17 años, justamente después de que mi madre falleció”, mencionó Luis con rostro pensativo.

Indicó que a lo largo de su trayectoria, ha tenido varios empleos, desde la construcción hasta ser taquero, oficio del cual aprendió todo lo necesario.

“Yo sé preparar todo, desde marinar la carne, hacer las salsas y picar la verdura, tantos años de hacerlo que ya me es sencillo”, explicó.

De igual forma, reconoció que el preparar tacos y estar en contacto con la gente, lo llenaba de satisfacción, pues se considera una persona sociable.

“Cuando estas frente a la gente mientras picas la carne y les sirves sus tacos, es algo que me hacía sentir bien pues te empiezan a reconocer y tu a ellos”, indicó.

Tropiezos

No obstante, su vida como taquero tomó vacaciones, pues al cambiar de administración el local, él junto con otra persona fueron despedidos.

“Le dediqué parte de mi vida al negocio que ahora que no lo tengo, debo buscar otro tipo de trabajo, pues la comida no cae del cielo”, expresó.

Manifestó que ante esta adversidad en la que se encuentra, el apoyo familiar ha sido escaso, pues le han negado el techo en más de una ocasión.

“Ahorita no tengo casa, busqué el apoyo familiar porque sólo necesito donde pasar la noche y asearme, no les estoy pidiendo limosna pues a mi me gusta trabajar”, puntualizó.


Volver al fuego

Es así como Luis no quita el dedo del renglón de en un futuro y con mucho esfuerzo, poner su propia carreta de tacos de borrego, pues se sabe con el conocimiento suficiente para lograrlo.

“Llevo tantos años conociendo del tema, que bien podría poner mi carreta de tacos, y quiero hacerlo, pero por el momento a trabajar”, reiteró.

Del mismo modo, señaló que por el momento desea que alguien le pueda rentar un cuarto donde pueda dormir y asearse, pues indicó que la presencia e higiene de un taquero es muy importante.

“Ahorita no me ofrecen trabajo de taquero porque ando barbón y me miro con mal aspecto, pero solo es cuestión de estar limpio y ahora si, a conseguir el sueño”, finalizó con una sonrisa, mientras se despedía para irse a trabajar como velador en un taller automotriz.

Comentarios