No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Fallece don Gustavo Labrada, fundador de Discotecas Silvia

Don Gustavo Labrada Campos falleció a los 81 años, en Mexicali.

Avatar del

Por Saúl Martínez

Fallece don Gustavo Labrada, fundador de Discotecas Silvia(Archivo)

Fallece don Gustavo Labrada, fundador de Discotecas Silvia | Archivo

El propietario y fundador de Discotecas Silvia y cachanilla por excelencia, don Gustavo Labrada Campos, falleció a los 81 años de edad en Mexicali.

A pesar de la pandemia, seguía atendiendo con precauciones el pequeño local de su propiedad sobre la avenida Adolfo López Mateos, en el Centro Histórico de la ciudad.

El contador de oficio y empresario de la industria musical y del espectáculo en Mexicali, falleció por complicaciones de su salud este martes por la tarde.

Labrada Campos se ganó un lugar en la historia como uno de los personajes emblemáticos del primer cuadro de la ciudad con su constante labor relacionada a la música.

Junto con tres hermanos suyos emprendió el negocio Discotecas Silvia en abril de 1972, frente a la Catedral de Mexicali.

Tres años después abriría el local que se encuentra sobre el bulevar López Mateos, también en el Centro Histórico, y que hoy es el único que mantenía abierto.

El nombre comercial de Discotecas Silvia quedó plasmado en la memoria colectiva de Mexicali por la venta de boletos de artistas de renombre en México.

En 2018 se publicó su historia y una charla tendida con Labrada Campos en la sección de #CrónicasdelCentro, donde relata sus vivencias en el mundo musical. 

Su local, además de ser una tienda de discos, casetes y vinilos, también era un museo a la nostalgia para muchos melómanos mexicalenses.

“Desde hace tres o cuatro años ya no es negocio, pero yo creo que voy a cerrar cuando me muera, o cuando la salud no me deje venir a seguir atendiendo”, explicó en entrevista para LA CRÓNICA en 2018.

Don Gustavo Labrada Campos sobrevive como un célebre personaje del Centro Histórico, de holgada y gratuita sonrisa y de fácil conversación; testigo de la cúspide y el declive del corazón de la ciudad.

Descanse en paz.

En esta nota
  • Orgullo Cachanilla

Comentarios