No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali A sus 80 años Virginia visita todos los días a su gato “Kitty”, quien continúa viviendo en su antigua casa, de la cual la desalojaron hace un mes

A sus 80 años, la desalojaron de su hogar por no poder pagar la mensualidad

Avatar del

Por Andrea Jiménez

A sus 80 años, la desalojaron de su hogar por no poder pagar la mensualidad

A sus 80 años, la desalojaron de su hogar por no poder pagar la mensualidad

A sus 80 años Virginia visita todos los días a su gato “Kitty”, quien continúa viviendo en su antigua casa, de la cual la desalojaron hace un mes por no poder pagar la mensualidad.

Sin abrigo alguno y sentada en una banqueta continua a su antigua vivienda, Virginia Astorga Millán acaricia a su mascota, mientras le comparte un pedazo de tortilla de los dos taquitos de frijoles que una vecina le regaló más temprano por la mañana.

Notoriamente afectada, relató que después de la muerte de su marido a causa del cáncer 8 meses atrás, los dueños de la casa donde habitaba desde hace 20 años le pidieron desalojarla, pues no podía pagar los 800 pesos que se cobraba de mensualidad.

Aunque por el momento se encuentra viviendo en el hogar de uno de sus hijos, Virginia relató que actualmente duerme en un “gallinero” junto a la casa, en donde su hijo le construyó un cuartito con sabanas para cubrirse del frío, aunque debido a la mala relación que lleva con su nuera prefiere pasar el día en su antigua colonia.

“Lo hago que me traiga en una moto viejita que tienen, lo hago que me traiga para venirle a cobrar a los que me deben, y a visitar a mi mascota” dijo.

En su antigua colonia, Virginia tiene vecinos que le deben pequeñas cantidades de dinero, sin embargo, siempre le dicen que “no tienen dinero” para pagarle.

Asimismo, todos los domingos acude a la parroquia Santo Niño de Atocha de las 12:00 del mediodía a las 2:00 de la tarde, en donde en ocasiones le ofrecen alimentos, ropa y despensas, con las que sobrevive día a día mientras llega un cheque que lleva varios días esperando.

Por otra parte, Virginia comentó que durante los últimos días se ha visto en la necesidad de acudir al médico por causa de una fuerte gripa que le ha traído complicaciones, fiebre y dolor en los bronquios debido al clima frío de Mexicali.

Virginia y su gato “Kitty” usualmente pueden ser encontrados cerca de su antiguo hogar en la colonia Loma Linda, en una esquina ubicada entre la calle Villahermosa y Real del Castillo (callejón Puebla).

Comentarios