No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Deporte Local Estudiante Jr. empieza a escribir su propia historia, pero sin dejar de lado las enseñanzas del que considera su más grande héroe, su padre

Crece el legado

Avatar del

Por Guillermo Valero

Crece el legado

Crece el legado

Cuando se tiene como padre a un ídolo o al super héroe favorito, seguir sus pasos se vuelve algo hereditario, si bien es cierto la responsabilidad es mayúscula, el aprendizaje a su vez, termina por ser gigantesco, tal es el caso de los luchadores Estudiante y Estudiante Jr.

Y es que gracias a esa herencia la afición cachanilla se ha percatado de cómo el legado de una leyenda sigue su curso de la mejor manera, pues el propio Víctor Morales (nombre real del Estudiante) asegura: “Lo miro pelear a él y me recuerda mucho a cómo era yo de joven, tiene muchos movimientos iguales a los míos, es un orgullo para mí”.

Hablar del Estudiante es hablar de uno de los mejores luchadores en la historia de Mexicali, sus inolvidables hazañas y encarnizadas batallas lo llevaron en sus tiempos de plenitud a alternar como figuras de la talla del Hijo del Santo, Blue Demon Jr, Dr. Wagner, Perro Aguayo, entre otros.

Por obvias razones, el menor de sus tres hijos creció admirando a su padre, pero sobre todo fue creciendo enamorándose de la lucha libre y soñando con algún día poder emular los pasos de su progenitor.

“Mi infancia fue muy diferente a la de muchos niños, yo crecí desayunando, comiendo y cenando lucha libre, cuando estás muy chico no percibes la magnitud de lo que es convivir con personajes como El Santo, Blue Demon, pero después vas comprendiendo el respeto que se ha ganado tu padre y obviamente la admiración va creciendo, para mí él es mi super héroe favorito”, expresa Estudiante Jr.

Por obvias razones, el hijo de don Víctor Morales, no tuvo en su cabeza otra idea más firme, que ser luchador profesional como su padre, pero contrario a lo que pudiera pensarse, el camino no resultó sencillo.

La primera traba se dio en casa, pues irónicamente el Estudiante se negó en principio que su vástago se dedicara a la misma profesión que él.

“Intentó de todo para alejarme (ríe), me metió a beisbol, basquetbol, futbol americano, karate, él hizo lo posible para que a mí se me hiciera imposible la lucha libre, pero para su mala suerte, el deseo creció más todavía”, revela entre risas Estudiante Jr.

“No es que no quisiera que se dedicara a esto, simplemente que quería que se diera cuenta que esto no es fácil, tenía que esforzarse, demostrarme que sí era pasión lo que sentía, porque para dedicarte a esto, necesitas amar la lucha libre, lo que sí quiero dejar en claro es que le dije que no se dedicaría a esto si no me entregaba un título universitario y pues finalmente cumplió cabalmente con lo requerido”, interviene Estudiante padre.

Una vez teniendo el aval de su ídolo para debutar como luchador, empezó la búsqueda de un nombre, de un personaje y en uno de esos ejercicios de papel y lápiz, Estudiante Jr. recuerda como fue que se dio la elección.

“Estaba pensando en posibles nombres que podría usar, y un día mi padre me interrumpe y me dice, ¿por qué estás buscando nombre, si tú ya tienes el tuyo?, si te vas a dedicar a esto, debes ser Estudiante Jr.”, revela.

“Imagínate lo que sentí, llevar ese nombre es una gran responsabilidad, nunca pensé que tan rápido él me tendría la confianza para usar ese nombre”, extiende.

Sin dejarlo de mirar al rostro y lanzando la mirada que arroja cualquier padre orgulloso, Víctor Morales dice: “Yo sabía que estaba listo, lo conozco mejor que nadie, sé de lo que es capaz y sé que tiene todo para mantener el prestigio que dejamos”.

Hoy en el Día del Padre los dos ‘Estudiantes’ invitan a padres e hijos a la constante comunicación, convivencia, asegurando que entre mejor sea el apoyo del padre hacia el hijo y la admiración del hijo al padre, la sociedad mejorará en todos los sentidos.

Comentarios