No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

zona sísmica

Los que ya están repartiendo comisiones, cargos y hasta las sillas, son los diputados de la próxima legislatura local que entrará el próximo domingo de manera oficial.

Por Zona Sísmica

REPARTICIÓN EN EL CONGRESO

Los que ya están repartiendo comisiones, cargos y hasta las sillas, son los diputados de la próxima legislatura local que entrará el próximo domingo de manera oficial.

Aunque se comenta que por cuestiones de logística, será el sábado a las 12 del día cuando tomen protesta de su nuevo encargo.

Juan Manuel Molina García, diputado de Morena, será el primer presidente del próximo Congreso, mientras que Rocío Adame, presidirá la Junta de Coordinación Política (Jucopo), además de coordinar la bancada de Morena.

En cuanto a las comisiones, al parecer aún no está del todo la repartición. Y es que según comentan los 8 diputados que entraron por la vía de representación proporcional aún no están del todo seguros.

Bueno, ya tienen constancia e incluso ya hasta se tomaron las fotos de sus credenciales, sin embargo, todavía hay impugnaciones que el tribunal electoral deberá revisar.

Pero una vez que llegue el domingo 1 de agosto y asuman su lugar, ahí si ya no habrá poder que los quite de ahí.

Cabe recordar que Morena y sus aliados seguirán teniendo mayoría, pero en esta ocasión la segunda fuerza no será un partido tradicional, por así decirlo, sino que el Partido Encuentro Solidario (PES) será la oposición con más diputados, cuatro.

El PAN tendrá dos y de ahí el PRI y Movimiento Ciudadano con uno cada uno.

Al parecer Molina García se quedará con la comisión de Gobernación, Julia Andrea González Quiroz, la de Hacienda, mientras que Rocío Adame buscará la comisión de Reforma del Estado.

Sin embargo, la repartición aún está a medias, pues están esperando que se dé el 1 de agosto y los 8 diputados que entran por representación proporcional sean ratificados.

En entrevista con GRUPO HEALY, Adame comentó que la próxima legislatura socializará los temas y dará tiempo para que la ciudadanía los conozca y opine al respecto.

TRAGEDIA QUE NO SE OLVIDA

Sin duda alguna, la característica principal de Mexicali es su clima extremo durante el verano, donde las temperaturas suelen superar los 50 grados Celsius que causan la muerte de varias personas, ya sea por golpe de calor, deshidratación o enfermedades gastrointestinales.

Desgraciadamente hace exactamente 25 años el Ejército Mexicano tuvo que aprender una dura lección por el calorón cachanilla, exactamente en la Laguna Salada, entre el 30 de julio y el 1 de agosto.

En aquella ocasión, cuando era comandante de la Segunda Región Militar el general de División Eulalio Fonseca Orozco, se efectuó el Curso de Patrullas de Operaciones Especiales, donde participaron 34 militares.

Uno de los desafíos era atravesar el desierto Laguna Salada, saliendo del ejido Guardianes de la Patria, para caminar 32 kilómetros y llegar al Campo Mosqueda, ubicado en la carretera a San Felipe.

Aunque la caminata empezó de madrugada por un error perdieron el rumbo en la caliente arena desértica, lo que culminó en una de las mayores tragedias para el Ejército Mexicano, con un saldo de 14 muertos.

En aquel entonces el general Fonseca Orozco declaró a este diario que él era el responsable.

Pero la justicia militar decidió otra cosa. Solo procesó al capitán José Ever Rueda Barrón, coordinador del Curso de Patrullas de Operaciones Especiales, y a dos oficiales instructores.

Tras tres años de juicio la justicia militar consideró responsables a los tres militares, solo que por la falta de pruebas de la Fiscalía Militar, el Poder Judicial de la Federación los dejó libres.

Esa fue la culminación de una tragedia que marcó al Ejército y aún es recordada en Mexicali.

Comentarios