No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Zona Sísmica

La noticia empezó a correr como reguero de pólvora entre las filas de las corporaciones policiacas: Dos hermanos del director de Seguridad Pública de Mexicali, Alejandro Lora Torres, habían sido detenidos con droga.

Por Zona Sísmica

Hermanos incómodos 

La noticia empezó a correr como reguero de pólvora entre las filas de las corporaciones policiacas: Dos hermanos del director de Seguridad Pública de Mexicali, Alejandro Lora Torres, habían sido detenidos con droga.

La captura de los consanguíneos de Lora la realizaron agentes de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) en el corredor Palaco, quienes al revisar el vehículo de los sospechosos hallaron 1.6 gramos de metanfetamina y 6.1 gramos de cocaína en bolsitas, presuntamente para su venta.

Ambos fueron a parar a la Unidad Investigadora Especializada en Narcomenudeo, mientras que el director de Seguridad Pública Municipal salió ayer a responder que cada quien es responsable de sus actos.

Todo parece indicar que no intervendrá para que sus hermanos reciban algún tipo de trato privilegiado, aunque si son enviados ante un Juez de Control podrían recibir medida cautelar de libertad mientras se realiza el procedimiento.

Por el momento, los hermanos incómodos ya pusieron a Lora Torres bajo los reflectores, apenas a unas semanas de haber rendido protesta como director de Seguridad Pública Municipal ante el Cabildo cachanilla.

Pleito con regidores

Todo un escándalo se armó ayer por la tarde en las oficinas de los Regidores del Ayuntamiento de Mexicali, cuando el edil panista Héctor Ibarra Calvo descubrió que alguien estaba usando equipo de cómputo y una impresora oficial para imprimir formatos de la consulta organizada por Morena para enjuiciar a los ex presidentes de la República.

Este pleito escaló cuando el síndico Héctor Israel Ceceña Mendoza mandó a personal de Sindicatura para asegurar las computadoras asignadas a los regidores y a sus asistentes.

Varios ediles intervinieron al considerar que el aseguramiento, sin cumplir con una motivación y fundamentación legal, era violatorio de las leyes e, incluso, podría configurarse hasta el delito de robo, puesto que aunque el equipo es propiedad del Ayuntamiento está bajo resguardo e iba a ser asegurado sin consentimiento de quienes lo tienen a su cargo.

El síndico, quien no acudió a la sala de Regidores, se tuvo que echar un "round" vía telefónica con los ediles Ibarra Calvo y el perredista Rosales Figueroa, quienes le advirtieron que si la Sindicatura se llevaba el equipo sin cumplir con el proceso legal, lo iban a denunciar penalmente.

Finalmente, el Síndico desistió del intento de asegurar el equipo de cómputo y tampoco ningún regidor morenista reconoció haber usado la impresora para imprimir los formatos de la consulta partidista que buscaba enjuiciar a los ex presidentes, porque podría configurarse el delito de peculado.

Cruzan acusaciones

Ayer le comentábamos en este espacio que el gobernador Jaime Bonilla Valdez rechazó los comentarios de Sergio Dedina, alcalde de Imperial Beach, por polarizar a la comunidad mexicana y norteamericana, y mentirle a sus gobernados, ya que asegura que Tijuana ya no aporta agua contaminada al mar como éste dice.

Incluso, el representante del Poder Ejecutivo en Baja California, sentenció que el alcalde Dedina debe de ofrecer una disculpa por sus declaraciones.

Por su parte, Dedina tomó como un ataque el mensaje del Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez.

A través de su Twitter compartió la nota de EL IMPARCIAL referente a la disputa entre ambos mandatarios, dedicando un mensaje en el que señala que después de su reporte en un medio de comunicación sobre el Río Tijuana, el Gobernador lo atacó.

“@Jaime_BonillaV por segunda vez en dos semanas me ataca. Éste es el viejo libro de jugadas del PRI: Atacar al amigo ambientalista y negar la realidad”, aseveró en un Tweet, en el que etiquetó a Bonilla.

Comentarios