No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Zona Sísmica

Las nuevas medidas impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos en las garitas de Tijuana y Mexicali han puesto en jaque a los residentes de los Estados Unidos y trabajadores que viven del lado mexicano.

Por Zona Sísmica

Largas filas

Las nuevas medidas impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos en las garitas de Tijuana y Mexicali han puesto en jaque a los residentes de los Estados Unidos y trabajadores que viven del lado mexicano.

La medida de reducir carriles para cruzar la frontera hacia los Estados Unidos va con la firme intención de desincentivar los cruces hacia el vecino país y controlar el Covid-19 en California ya que se han incrementado considerablemente los tiempos de espera.

Además, los agentes están pasando a más conductores a segunda revisión, sobre todo a los que consideran que no hicieron un viaje esencial para entregarles un folleto y alertar de que no pueden estar cruzando si no es importante.

Esto también traería beneficios en cuanto a la propagación de la enfermedad en Baja California, hay que recordar que principalmente la Zona Costa es un destino turístico para los estadounidenses, y California es un estado con un alto nivel de propagación.

Pero dichos cambios también tienen afectación directa en quienes trabajan en los Estados Unidos y residen en México, por lo que de hacer filas de 1 ó 2 horas, estas se han incrementado a 9 horas en Tijuana y mínimo 5 horas en Mexicali, por lo que los hábitos y actividades para acudir a trabajar de las personas han cambiado drásticamente.

A ver cuánto dura dicha decisión y las consecuencias económicas que traería en las ciudades fronterizas de California, ya que hay que recordar que los cruces de turistas están restringidos desde hace varios meses y solo los ciudadanos estadounidenses, personas con permiso para trabajar y quienes tengan actividades médicas son los que tienen permiso para ingresar.

Combate a la corrupción

Comentan que la alcaldesa Marina del Pilar Ávila Olmeda tuvo una extenuante gira de trabajo por la Ciudad de México, y según dicen traerá dividendos para la capital del Estado; esto debido a que se entrevistó con diversos funcionarios de primer nivel del Gobierno Federal.

Sin embargo, la reunión que mayormente llamó la atención, fue la que sostuvo con el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo.

Ahí la Presidenta municipal, logró acordar una firma de convenio que permitirá una lucha más precisa y frontal contra la corrupción en la capital de Baja California. Asimismo, señalan que fue positivo, que haya intercambiado opiniones directamente con Santiago Nieto, pues es el personaje público que más ha trascendido a nivel nacional en la lucha contra la ilegalidad.

Comentan los cercanos a la Presidenta municipal que Marina ha señalado que su administración irá contra quien deba de ir en casos de corrupción, pero además, que no teme a la transparencia ni a la rendición de cuentas. El propio Nieto se mostró complacido de que un Ayuntamiento se haya acercado con interés e iniciativa.

Desafío pesquero

Comentan que el secretario de Economía Sustentable y Turismo, Mario Escobedo Carignan, tendrá como nueva encomienda el reordenamiento del Sector Pesquero en Baja California, buscando que sea altamente rentable.

Hay que recordar que se viene la temporada de captura de langosta la cual es una de las principales actividades de los pescadores de Ensenada y que genera un alto número de empleos, por lo que el Secretario estará encargado de la Mesa para la Seguridad y el Ordenamiento Pesquero en San Quintín.

Senadoras de la República integrantes de la Comisión de Pesca señalaron que habrá apoyo federal, por cierto, estuvieron en Baja California acompañando a Escobedo Carignan por el Sur del Estado.

Diversos temas

Fueron varios los temas que el delegado Federal Único de Baja California, Jesús Alejandro Ruiz Uribe presentó durante su más reciente estancia en la Ciudad de México, según comentan los cercanos al Delegado.

Ruiz Uribe llevó ante las diversas secretarías tres temas, el primero, el de frenar el robo de la Yuca a los Kiliwas y los Kumiais e insertarlos a programas de apoyos, con la finalidad de que ambas comunidades bajacalifornianas salgan adelante.

También, según dicen, puso en el centro de la mesa ante el Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, la problemática del monopolio de la semilla de Algodón en el Valle de Mexicali.

Y como tercer punto llevó el mensaje de los empresarios para que sea ratificado el compromiso del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre la disminución del IVA en la frontera.

Los cercanos al Delegado, señalan que anduvo en Palacio Nacional, y sostuvo una larga charla con Gabriel García Hernández, el hombre de todas las confianzas del Presidente de la República.

Comentarios