No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Zona Sísmica

Algo que no ha podido controlar el gobernador Jaime Bonilla Valdez son los muertos y no se trata de los fallecidos por el coronavirus, los que ya han puesto los ojos sobre Baja California.

Por Zona Sísmica

Estrategia fallida 

Algo que no ha podido controlar el gobernador Jaime Bonilla Valdez son los muertos y no se trata de los fallecidos por el coronavirus, los que ya han puesto los ojos sobre Baja California.

Se trata de los homicidios que son el pan de cada día, aun en los tiempos en los que se supone hay menos flujo de gente en las calles.

Todos los días, en su conferencia “mañanera” el Gobernador da cuenta de los asesinatos que hubo el día anterior en la Entidad, destacando siempre la cantidad de Tijuana.

Al parecer las estrategias en materia de seguridad que su administración encabeza no han dado resultados, la Entidad es tercer lugar a nivel nacional en homicidios.

Las estadísticas señalan que alrededor de siete personas son asesinadas en el Estado cada día, así que el tema de la inseguridad debería seguir siendo uno de los prioritarios de esta administración, pues se les sigue saliendo de las manos.

Se aprovecha

Ni en la época del coronavirus se dejan de lado las acciones para sacar raja política, pues según se comenta la alcaldesa de Rosarito, Araceli Brown, anda a todo lo que da tratando de ganar simpatías, pues ha dicho a todo aquel que quiere escucharla que ya cuenta con la venia y bendición de los mandamases, para reelegirse.

No desaprovecha ocasión para hacer transmisiones en vivo, a través de Facebook, promocionando sus acciones de gobierno y personalmente entrega despensas y si por alguna razón no puede, manda a sus funcionarios a hacerlo, claro, no sin antes registrar muy puntualmente a quiénes apoyó obteniendo fotografías de sus credenciales de elector, que seguramente serán valiosas en época de campaña.

Raro es que haya frenado el intento de un grupo de ciudadanos que se organizaron para repartir comida en las instalaciones de un restaurante, argumentando que no podía haber concentraciones de personas en un mismo sitio, lo que los obligó a que ahora ellos tengan que buscar la manera de repartir los alimentos casa por casa, si es que quieren hacerlo.

Pero tratándose de su equipo las cosas son diferentes, pues no es tan importante al menos en los hechos, que se reúnan más de 40 vendedores de la playa que son obligados a hacer antihigiénicas filas para poder recibir una muy pequeña despensa, a nombre, eso sí, de la Alcaldesa, como una promesa cumplida.

Por cierto, donde también existe un gran contraste es en la playa, pues mientras en la que se ubica en la Zona Centro se colocaron cintas para evitar que la gente ingrese, en Popotla para variar, la endeble vigilancia es evidente pues este fin de semana se notó gran afluencia y la ausencia de la autoridad, que por cierto, no es nueva.

Llega a familia del Congreso

El recién nombrado presidente de la mesa directiva del Congreso del Estado de Baja California, Luis Moreno Hernández, dio a conocer a través de sus redes sociales que su hermano se encuentra internado en un hospital a causa del Covid-19.

Moreno Hernández señaló que su hermano tiene una neumonía avanzada pero que se encuentra bien; informó que no saben todavía cómo se infectó, por lo que hacen ver que pudo ser por una persona asintomática.

El diputado detalla que su hermano le ha platicado que lo que ha visto en el hospital no es muy diferente a las imágenes que han dado la vuelta al mundo e hizo un llamado a la gente que no cree o que se muestra indiferente a tomar conciencia ya que lo vivido por su familia ha sido difícil.

El llamado de la autoridad ha sido a mantenerse en casa, conservar la sana distancia y aplicar medidas estrictas de higiene.

Hasta ayer, Baja California sumaba 110 casos confirmados, lo que lo colocaba en quinto lugar nacional; así como 9 defunciones, lo que lo ponía en el tercer lugar en dicho rubro.

Comentarios