No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Zona Sísmica

Parece que fue ayer cuando el helicóptero XC-PEP surcaba el cielo de Baja California en las acciones para el combate a la delincuencia. Y fue precisamente un día como hoy de 2017, cuando el aparato hizo su último viaje, en el que quedó destrozado al desplomarse en el cerro Centinela.

Por Zona Sísmica

Helicópteros


Parece que fue ayer cuando el helicóptero XC-PEP surcaba el cielo de Baja California en las acciones para el combate a la delincuencia. Y fue precisamente un día como hoy de 2017, cuando el aparato hizo su último viaje, en el que quedó destrozado al desplomarse en el cerro Centinela, tras rescatar el cuerpo de una joven excursionista sin preparación que escaló parte del altivo y viejo guardián de Mexicali.
Esa tragedia ocurrió por una serie de hechos: Una excursión pésimamente organizada por un pseudo guía, la sospechosa caída de la joven en un acantilado en el Centinela donde agonizó durante casi 24 horas hasta perecer, el rescate del cuerpo con apoyo del helicóptero y, finalmente, cuando se elevaba con los rescatistas para bajarlos del cerro, se enredó con cableado de alta tensión para caer en picada de unos 700 metros de altura.
Seguramente tanto en la PEP, como en el grupo de Rescate Aguiluchos y en Bomberos, recordarán al piloto capitán Noé Carrasco Cruz, al copiloto Jorge Alberto Zavala Martínez, al rescatista de Aguiluchos Roberto Caloca y al integrante del grupo de Rescate Bravo 10 Roberto Carlos Munguía.
En ese 2017 no nada más fue el helicóptero XC-PEP el que se desplomó, porque ocho meses después, en la zona de la Morita en Tijuana, el helicóptero conocido como "Pegaso" de la Policía Municipal, se precipitó a tierra matando al piloto Jesús Alfonso Aldaz Galaviz y al copiloto José Alejandro Bohón Ramírez.
Por cierto, y tratándose de helicópteros, el que sigue arrumbado como chatarra es el helicóptero Centinela Uno, adquirido cuando Alonso Ulises Méndez era director de Seguridad Pública Municipal.
Ese aparato está tan "salado" como el cacareado avión presidencial de AMLO, porque ni lo usan, ni lo venden y solo genera un costo por mantenerlo estacionado en el hangar de la comandancia.
Al rato a ver si a la alcaldesa Marina del Pilar Ávila Olmeda no se le ocurre hacer una "rifa" para deshacerse del aparato, claro está, sin la intención de deshacerse de él.
 
Sin estrategia
En alguna ocasión el presidente Municipal, Armando Ayala Robles, dijo que las mesas para la construcción de la paz no eran únicamente para aplaudir y tomar café, que eran verdaderas mesas de trabajo para lograr mayor coordinación entre las corporaciones policíacas.
Sin embargo, con los hechos ocurridos el fin de semana y el jefe policiaco que fue asesinado unos días después, quedó en evidencia que la estrategia no está funcionando.
Después de meses, se dieron cuenta que reunirse todos los días no es suficiente si no hay recursos, si no hay más policías y si no hay un verdadero plan estratégico.
Hace unos días Ayala Robles reconoció que hay que cambiar la estrategia pues no solo son los homicidios un problema en Ensenada, también van en incremento los robos con violencia y el narcomenudeo.
 
Se baja Castro
Ayer en este espacio le comentábamos que el ex embajador de México en Argentina, Fernando Castro Trenti, figuraba como uno de los aspirantes a consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE).
Y es que al darse a conocer la lista de decenas de aspirantes, luego luego resaltaba el nombre del ex candidato a la gubernatura de Baja California.
Sin embargo, dicen que ayer, él mismo se encargó de hacerle ver a allegados que se baja de la contienda y desistirá en sus intenciones de ser consejero del INE.
Dicen que no dio más razones, pero que continuará con su encargo de ser el representante del Gobierno de Baja California en Ciudad de México.
 

Comentarios