No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Zona Sísmica

En donde dicen que hay desconcierto es en el Poder Judicial del Estado, donde firma como presidente el magistrado Salvador Juan Ortiz Morales, pues cuando falta menos de un mes para el cierre de año, ya no saben cómo estirar el presupuesto.

Por Zona Sísmica

Escasez de insumos 

En donde dicen que hay desconcierto es en el Poder Judicial del Estado, donde firma como presidente el magistrado Salvador Juan Ortiz Morales, pues cuando falta menos de un mes para el cierre de año, ya no saben cómo estirar el presupuesto.

En las indiscretas paredes del Poder Judicial se escucha que la "austeridad" a fuerzas tiene más que molesto al personal de confianza, es decir Actuarios, Secretarios de Acuerdos, Secretarios Proyectistas y Jueces de Primera Instancia, puesto que desde hace años no ven reflejado en su salario y es momento en que Ortiz Morales no da señales de tratar de lograrlo para el próximo año.

Se ha comentado con insistencia en que las sesiones del Consejo de la Judicatura del Estado, presidido también por Ortiz Morales, nomás no resuelven nada.

Las carencias en las diferentes áreas del Poder Judicial del Estado son notorias en Mexicali, Tijuana, Ensenada, Tecate y Rosarito.

Incluso, hay servicios básicos que están escasos así que cada quien debe hacerle como puede y con lo que puede.

Por el momento, hay quienes tienen esperanza en que el próximo año los diputados se pongan generosos con el presupuesto solicitado por el Poder Judicial del Estado.

Aunque hay muchos que lo dudan, porque comentan que Ortiz Morales no parece defender a la institución, sino que ahorita anda más apegado en quedar bien con su amigo Juan Guillermo Ruiz Hernández, Fiscal General del Estado.

Les cayó el as

A quien le fue muy bien con el escándalo de los “moches” es a la rosaritense Laura Torres Ramírez, ya que fue nombrada como la nueva secretaria de Integración y Bienestar Social en el Estado, en sustitución de Cynthia Gissel García Soberanes, quien aún se encuentra según se dice hospitalizada, tras ser acusada de esta práctica.

Torres Ramírez compitió en la interna de Morena para ser candidata a la presidencia municipal de Rosarito, pero tras perder frente a Araceli Brown, logró su premio de consolación al ser nombrada directora del Instituto Estatal de la Mujer, cargo que desempeñó hasta ayer, antes de asumir su nuevo puesto.

La también hija del empresario hotelero y ex alcalde de Rosarito, Hugo Torres, fue diputada local por el PRI, partido al que renunció hace tiempo, aunque oficialmente no se sabe si se afilió a Morena.

Antes de ello, contendió a la alcaldía de Rosarito, perdiendo en las urnas frente a la panista Mirna Rincón, también fue presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en esta localidad.

Ella es licenciada en antropología y en Literatura Hispana, además de una maestría en sociolingüística, en universidades de Estados Unidos.

Otro que salió ganón fue el ex diputado tijuanense, Héctor Mares Cossío quien pasó de ser asesor a Oficial Mayor de gobierno del Estado, tras la licencia por el procedimiento de investigación contra Jesús Núñez Camacho.

Por lo pronto, los diputados del PAN buscarán un juicio político contra los funcionarios inmiscuidos en la investigación de las “donaciones” a cambio de contratos.

Por cierto, quién iba a estar presente en el anuncio de la búsqueda de juicio político era la diputada local Loreto Quintero Quintero, y junto con Eva María Vásquez darían el posicionamiento, pero hay que recordar que la ex oficial mayor trae varias cargas encima, como la solicitud de juicio político, y las más de 100 bases otorgadas en los últimos meses de gobierno.

El adiós

Este 8 de diciembre se llevará a cabo la jornada donde los panistas en Baja California elegirán a su nuevo dirigente estatal, luego de que José Luis Ovando Patrón deje el cargo tras la primera derrota del partido en las elecciones estatales en 30 años.

Y es que la elección del PAN no ha estado exenta de enfrentamientos entre los propios militantes, pues ha habido de descalificaciones para arriba entre los dos aspirantes a dirigente estatal; Enrique “Kiki” Méndez y Carlos Aguirre Amparano.

Pues será el próximo domingo cuando se sabrá cuál será la nueva cabeza del Comité Directivo Estatal del PAN, y sobre todo que plan tienen para los próximos años para levantar la imagen del partido.

Comentarios