No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Zona Sísmica

Marina del Pilar Ávila Olmeda, alcaldesa electa de Mexicali, no llegará soltera a su toma de protesta, pues unos días antes, específicamente el 20 de septiembre contraerá nupcias.

Por Zona Sísmica

Boda en puerta
Marina del Pilar Ávila Olmeda, alcaldesa electa de Mexicali, no llegará soltera a su toma de protesta, pues unos días antes, específicamente el 20 de septiembre contraerá nupcias.
La guapa política se convirtió en un gran partido en los últimos tiempos pues su carrera ha crecido de manera vertiginosa, pasó de ganar la diputación federal a ser la primera mujer alcaldesa de Mexicali por elección.
Sin embargo, desde tiempo atrás su corazón ya estaba ocupado y precisamente por otro político: el tijuanense Carlos Torres Torres.
Ellos habían mantenido de muy bajo perfil su relación, quizá sobre todo por pertenecer a corrientes políticas diferentes.
Él durante muchos años llevaba tatuado al panismo, obtuvo distintos cargos públicos como abanderado del mismo, incluso en un tiempo fue cercano a Felipe Calderón y Margarita Zavala.
Incluso, en la pasada elección, por conflicto de intereses, él avisó al partido que no estaría participando de manera activa.
Su forma de votar en el cambio de la gubernatura le trajo como consecuencia la reciente expulsión del mismo.
Así que tal parece que para evitar distractores decidieron hacer abierta su relación y formalizarla, por lo que se casarán a días 10 de que ella tome protesta como alcaldesa de la Capital del Estado.
Lo malo de todo esto es que ni chance tendrán de una luna de miel, pues seguramente estará alistándose para el encargo tan importante que va a cumplir.
La boda será en Mexicali en un salón y las invitaciones ya fueron giradas.
Torres Torres hace algunos años estuvo a punto de ser Presidente Municipal de Tijuana, pero al parecer la vida le tenía destinada otra manera diferente de estar en una Alcaldía.
Ahora sí que Marina del Pilar tendrá dos eventos importantes este año.
 
Siguen las quejas
Al llamado mega albergue federal que se espera construir en Mexicali le sigue lloviendo sobre mojado, y es que las autoridades ya no saben ni que hacer para ubicarlo dado que parece que ninguna colonia de la ciudad quiere saber nada de él.
Primero fueron los vecinos del Ejido Michoacán de Ocampo quienes se negaron públicamente a la instalación, y ahora también los vecinos de colonias cercanas a la Calle 11, donde se rumora sería la instalación, han convocado a rechazar el albergue.
También las autoridades municipales se han deslindado del tema, afirmando que la federación en ningún momento se ha comunicado con ellos para pedir los permisos o revisiones necesarias para instalar el albergue en la zona.
El pasado miércoles por la noche, cientos de residentes de la zona de la calle 11 se reunieron para recolectar firmas para rechazar el que se instalé el albergue; al lugar llegó Sergio Tamai, dirigente de la asociación migrante, Ángeles sin Fronteras, quien a pesar de señalar estar a favor de los residentes, estos prefirieron pedirle que se retirara del lugar.
El motivo del rechazo es que hay temor de que la incidencia delictiva suba en la zona, con la llegada de los centroamericanos, quienes deberán esperar su proceso migratorio en México.
En Tijuana la propuesta de instalación de un albergue también causó en algún momento rechazo.
La autoridad también tendrá labor de dar certeza a la población que el hecho de que haya migrantes no va a aumentar la inseguridad.
 
El gabinete de Aracely
Será el próximo lunes cuando la alcaldesa electa de Rosarito Aracely Brown Figueredo presente de manera oficial el “gabinetazo” que la acompañará durante su periodo de gobierno, pero quienes han estado metidos en estos menesteres aseguran que podría haber cambios de última hora, pues los cargos han dado más vueltas que una rueda de la fortuna.
Por lo pronto se sabe que quienes tienen el puesto en la bolsa, son Manuel Zermeño, en la Tesorería; Rogelio Haros, en la Oficialía Mayor; Daniel Garduño, en la Dirección de Desarrollo Social; Stephanie Esquivel, en la Dirección del DIF; Enrique Díaz, en la Secretaría de Administración Urbana y Lourdes Pequeño, en Recaudación.
Mientras que en la Dirección de Tránsito y Transporte, será nombrada Daniela Urbina; en el Instituto Municipal de Arte y Cultura, Enrique Salceda; José Luis Esquivel, en el Instituto Municipal del Deporte y para la Secretaría General, Manuel Araujo.
No se sabe si nombrará a los nuevos secretarios, ya que Brown Figueredo anunció la creación de ocho secretarías, donde se compactarán las direcciones pues hasta el momento no se han hecho los cambios en el Cabildo, para permitir su creación.
Por lo pronto, la próxima alcaldesa ha andado de gira durante estos días, primero en Michoacán y después en la CDMX, donde dicen anda gestionando recursos.

Comentarios