Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

Cecyte

Cahova

Violencia de género

Autos chocolate

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

¿Y la Luz Apá?

Sin agua no hay comunidad posible, es por ello que el desarrollo de la zona costa de nuestro estado depende de la operación del acueducto que permite hacerles llegar la misma desde Mexicali.

Por Francisco J. Fiorentini Cañedo

“Somos lo que Hacemos”.

Sin agua no hay comunidad posible, es por ello que el desarrollo de la zona costa de nuestro estado depende de la operación del acueducto que permite hacerles llegar la misma desde Mexicali; que el acueducto funcione en tiempo y forma es fundamental, su operación es estratégica para millones de bajacalifornianos, es un deber del gobierno salvaguardar su operación, pero no para el que dirige Jaime Bonilla, más preocupado por pintar el triste tubo que por pagar el consumo de energía eléctrica necesaria para su operación, tal y como lo hizo público la Comisión Federal de Electricidad al dar a conocer que debido a un adeudo superior a los 163 millones de pesos suspendió el servicio eléctrico que hace posible transportar el agua desde Mexicali a la zona costa. Malhaya la hora en la que la irresponsabilidad de un gobierno es tal que ni la luz paga; no se trate de dudosos cobros en el servicio del agua a particulares, una gran parte producto de la extorsión del estado, porque para ello el gobernador tiene tiempo y agenda de sobra.

Hace tiempo he cuestionado públicamente las acciones de gobierno del Ing. Bonilla, atestiguar el mal chiste de sus mañaneras señalando a presuntos morosos y terminar siendo exhibido como tal es realmente una tragedia para nuestro estado, ojalá aprendamos la lección. Creo que ahora Bonilla podría recomendarle a la Comisión Federal de Electricidad los servicios de FISAMEX, estoy seguro que a través de ellos la CFE podría, extorsión incluida, cobrarle muy pronto la deuda al gobierno estatal y adicionalmente repartirse la comisión del 20%, en este caso poco más de 32 millones de pesos, ¿Y la Luz Apá?

El último año del Gobierno de Vega de la Madrid, el pago por consumo de energía eléctrica del acueducto fue ligeramente superior a 500 millones de pesos, durante el 2020 el gobierno de Bonilla pagó más del doble. Lo anterior debido a que la actual administración decidió cancelar anticipadamente en dos ocasiones el contrato de prestación de este servicio con dos empresas diferentes a las cuales hoy se les adeuda entre 600 y 800 millones de pesos. Personalmente creo que se trata de un claro indicio de corrupción, por ello la conveniencia de desmantelar el Sistema Estatal Anticorrupción, ya que la tarifa que se paga después de haber cancelado los contratos con las empresas SUMEX y ORCA es absurdamente superior a la que se tenía contratada hace 3 años. De hecho, el servicio suspendido con la CFE es la tarifa más cara posible en el mercado eléctrico nacional.

Sostengo que las cancelaciones de las empresas antes mencionadas son parte de la estrategia llevada a cabo por el equipo de Bonilla con la finalidad de asignar, mediante un concurso a modo, la planta fotovoltaica que abastecerá la energía eléctrica del acueducto; la ganadora fue la empresa Next Energy, la tarifa que pagaremos por sus servicios es casi tres veces la que se pagaba al inicio de este gobierno.

Parece que éste es sólo uno de los temas que se estarán ventilando en los días por venir, hay impuestos retenidos y no enterados, pagos a proveedores no contabilizados. Hago votos porque el gobierno entrante investigue, informe e inicie los expedientes legales en caso de ser necesario. La sinrazón no construye comunidad.

*El autor es empresario, ex dirigente de la Coparmex Mexicali.

Comentarios